Respuestas

2013-10-24T16:52:48+02:00
1. INTRODUCCIÓN.
La Edad Media, características generales y de vida.

Todos los historiadores coinciden en que la Edad Media abarca el periodo comprendido desde la Caída del Imperio Romano en el año 476 d.C. hasta mediados del siglo XV d.C., cuando cae el Imperio Romano Oriental, es decir cuando la ciudad de Constantinopla es conquistada por los turcos en el año 1453.

La Edad Media se divide en Alta Edad Media y Baja Edad Media.

La Alta Edad Media abarca desde la Caída del Imperio Romano hasta el inicio del siglo XI.

Características generales de la Alta Edad Media:

- Sucesivas invasiones: tanto por el norte (grupos germánicos) como por el sur (grupos Beréberes)
- Abandono de ciudades: Las personas huyen al campo por miedo.
- Grandes diferencias de clases: Toda esta situación de pobreza hace que las diferencias entre clases se acentúen mucho más. Aparecen incluso clases sociales nuevas y la mayoría de las personas van a estar en la miseria.
- Dominio de la Iglesia: La iglesia Católica va a aumentar su poder y su riqueza, va a ser una de las clases altas de esta época, van a tener tanto poder y riqueza como los reyes y los señores feudales. De manera en que llegue un momento en el que domine la vida política, social y económica de España.

La Baja Edad Media comprende desde el inicio del siglo XI hasta el descubrimiento de América (1492) fecha en la que comienza la Edad Moderna.

Características generales de la Baja Edad Media:

- Aumento demográfico: al disminuir las guerras se produce un aumento demográfico.
- Resurge el comercio: ya no tienen que ser autosuficientes.
- Surgimiento de una nueva clase social: la burguesía, son comerciantes de clase media. Esta clase ya no trabaja para el señor feudal, trabajará cobrando por su trabajo.
- Avances y progresos: se van a dar avances científicos importantes; aparecerá la imprenta, importante para la trasmisión de la cultura y el conocimiento, esto supone que el conocimiento pase también a las clases pobres.
- Avances importantes en la medicina y en la enfermería.
- La Iglesia continua siendo muy poderosa y dominante: seguirá perteneciendo a la clase alta; pero en esta época van a aparecer grupos dentro de la propia Iglesia que van a criticar la situación de poder que tiene la misma.

2. LA ALTA EDAD MEDIA.

La asistencia en el cristianismo primitivo.

Comienza con la aparición del Cristianismo y la alta Edad Media (s. VI-XII). Es importante la aparición del Cristianismo por que va a cambiar la forma de mirar el enfermo.

La aparición del cristianismo marca un antes y un después en la atención a los pacientes, influye en la forma de cuidar, Se pretende que el enfermo recupere la dignidad. Empiezan a aparecer instituciones para la atención de enfermos, sobre todo para los más desprotegidos.

Para el Cristianismo el enfermo es una persona elegida por Dios para que con su sufrimiento pueda hacer méritos para la otra vida y el resto de la comunidad pueda hacer méritos cuidándolo, ejerciendo así la caridad.

La caridad considera al enfermo como prójimo. Ahora ya no es considerado como alguien que había pecado al cual se la aplicaba un castigo.

Estos cuidados son llevados a cabo en su mayoría por mujeres.

Situación social y organización de la asistencia.

Encontramos tres culturas: Bizancio, el Islam y la europea occidental. Tenemos un dominio indiscutible de la iglesia. Desaparecido el imperio romano se produce un caos general, que hace precisa la organización en grupos de defensa, aparecen el feudalismo y el monasticismo.

a) Feudalismo.
Sobre el feudalismo, añadir que a la esposa del señor feudal se le atribuye el cuidado de los hijos y enfermos, tiene conocimientos sobre remedios curativos para enfermedades.

b) Monasticismo.
Al principio se dedican únicamente a la religión, posteriormente amplían su radio de acción en la atención a los enfermos. La vida se desarrolla alrededor del monasterio, generándose una situación sociocultural similar al feudalismo.
El primer impulsor de monasticismo en occidente fue San Benito, que combina oración y trabajo. Los monasterios se convierten en centros de influencia, porque son puntos clave de cultivo de la cultura.