Respuestas

2012-05-21T00:11:13+02:00

El siglo XIX en España es el siglo de la narrativa. En las primeras décadas del siglo hubo cultivadores de novela histórica, de escasa, si no nula, repercusión. Más tarde se adoptará el folletín. Y a partir de mediados de siglo (más exactamente de 1868) mostraron carta de naturaleza el realismo y su máxima expresión, el naturalismo. Muchos escritores, al mismo tiempo, se dedicaron al periodismo escrito, bien para alcanzar la gloria literaria o para defender posturas políticas o ideológicas. Los máximos exponentes del realismo español serán Benito Pérez Galdós y Leopoldo Alas «Clarín».

La novela realista española, como se ha dicho, se apoya en la extensa tradición que atesoraba el género, así como en la nueva visión del mundo que se había difundido por toda Europa, especialmente a cargo de los novelistas ingleses, franceses y rusos. La derivación del realismo que representa el llamado Naturalismo, se inicia con la obra La desheredada de Benito Pérez Galdós (1881), inspirada en L´Assomoir (1877), del fundador de la corriente, el francés Émile Zola.

Emilia Pardo Bazán se añadirá pronto al Naturalismo (para sorpresa de Zola) con su controvertido texto La cuestión palpitante (1882), y con La tribuna, primera novela española que cuenta con un protagonista de clase trabajadora. Se trata de la llamada Generación del 68, realistas y naturalistas a la española, con una literatura hasta cierto punto comprometida y progresista que no se conocía anteriormente.

En España, la corriente realista tendrá importantes repercusiones en novelistas posteriores pertenecientes a la Generación del 98, como Pío Baroja, Azorín, Ramiro de Maeztu, etc. Algunos estudiosos incluyen también en este grupo a Vicente Blasco Ibáñez.

 

 

Jose Maria de Pereda, toda su obra es realista

  Todas las de Honorato de Balzac,PAPA GORIOT,por ejemplo,pero todas las suyas.  


2012-05-21T00:13:11+02:00

El tema principal de la novela es el conflicto entre el individuo y la sociedad.

Es una representación total de la vida, eliminándolo fantástico. El autor muestra las miserias e intereses humanos de la época, convirtiéndose en crítico y juez, intentando mejorar la sociedad.

En lo narrativo, el escritor adopta una actitud de cronista más o menos objetivo.



"La Guerra del Fin del Mundo" de Mario Vargas Llosa (Peruano). Trata de la rebelión de la gente pobre del sertón bahiano del Brasil bajo el mando de Antonio El Consejero, en 1900, contra el gobierno republicano.

"Huasipungo" del ecuatoriano Jorge Icaza. Se refiere a la terrible explotación de que han sido víctimas los indígenas de los Andes, por parte de terratenientes, curas, extranjeros y el gobierno.

"La Niña de la Lista de Schindler" de la Polaca Stella Mûller Madej. Esta mujer es una sobreviviente del terrible holocausto judío en los campos de concentración hitlerianos de Plàzov y Awzchwitz Birkenau, durante la Segunda Guerra Mundial. esta novela es su autobiografía e inspiró la célebre película La Lista de Schindler de Steven Spielberg.