La idea principal de aqui cual es

Había una vez un poeta que decidió ser cocodrilo. Cada vez que se asomaba a los espejos, en lugar de mirar su cara de hombre que quería peinarse o rasurarse o averiguar si le quedaba bien una corbata, descubría su cara de saurio –eso son los caimanes, lagartos y cocodrilos–. Y antes de retirarse, lo último que hacía era alzar un poquito los labios, ladeando la boca, no para ver si se la había lavado, como algunos creían, sino para admirar su terrible, brillante y erizada dentadura.
Aquel poeta se llamaba Efraín Huerta. Era taimado y tenaz como dicen que son los cocodrilos. Algunas cosas lo ponían furioso; por ejemplo, la injusticia, la pobreza en que tanta gente vive, la violencia contra los débiles. Otras, como los niños, la lluvia, las canciones, las flores y el mar lo ponían tierno y alegre.
Como todos los poetas, a Efraín Huerta le gustaba jugar con las palabras, muestra de ello son estos poemínimos. Escúchalos con atención y diviértete con ellos.

1

Respuestas

2013-10-22T01:37:08+02:00
Habia una vez un poeta que decidió ser cocodrilo.... espero que te sea favorable!!!