Respuestas

2013-10-18T01:54:22+02:00
Castilla la Vieja dio cuna al soldado que, por sus hazañas, lo llamaron en la Colonia: “el Demonio de los Andes”. Francisco de Carbajal vino al Perú a apoyar a Francisco Pizarro.Y a la muerte de este, enfrentó a Almagro. En Chupas, con sólo un tercio de realistas, venció al enemigo.Volvía a España, pero lo nombran maestre de campo. Tras la victoria de lñaquito,Gonzalo Pizarro pudo liberamos, pero fracasó. Y al arribo de Gasca, con poderes de Felipe II, Carbajal impidió una traición masiva.Acosado en el Sur, - en Huarina - y gracias al valor de Carbajal, Pizarro logró su última victoria. El 9 de abril de 1548, en la batalla de Saxsahuamán (sic), ascendió a Cépeda; resignándose Carbajal a pelear como simple soldado. Roto el fuego, se pasaron al campo rival el segundo de Cépeda y el Capitán de la Vega, padre del cronista. Gasca triunfó con laureles baratos y sin derramamiento de sangre.Vencido, rodearon a Carbajal sus enemigos con afán de matarlo: mas lo salvó la intervención de un tal Centeno.- ¿No me conoce? - le dijo -. Soy Diego Centeno.- ¡Dios! -dijo Carbajal, evocando la traición de Charcas y Huarina-. Como lo vi siempre de espaldas, no lo reconocí.A Pizarro, como caballero, lo decapitarían. Y Carbajal, como plebeyo, sería arrastrado y descuartizado.Un mercader llegó a cobrarle veinte mil ducados. Carbajal se des ciñó la vaina de la espada, y le dijo:- Pues, tome a cuenta esta vaina...Al ser arrastrado, soltó una carcajada y cantó: “¡Qué fortuna! Niño en cuna, viejo en cuna. ¡Qué fortuna!”.Querían despedazarlo. Al verdugo, Juan Enríquez, le dijo feliz: “Hermano, trátame como de sastre a sastre”.Fue ajusticiado en el mismo campo de batalla el 10 de abril, a los 84 años. Luego, Gasca ingresaría al Cuzco.Su ferocidad era proverbial; pero le reconocían una gran virtud: la fidelidad... Jamás toleró la perfidia.

espero que te sirva
2013-10-18T01:55:43+02:00
Castilla la Vieja dio cuna al soldado que, por sus hazañas, lo llamaron en la Colonia: “el Demonio delos Andes”. Francisco de Carbajal vino al Perú a apoyar a Francisco Pizarro.Y a la muerte de este, enfrentó a Almagro. En Chupas, con sólo un tercio de realistas, venció al enemigo.Volvía a España, pero lo nombran maestre de campo. Tras la victoria de lñaquito,Gonzalo Pizarro pudo liberamos, pero fracasó. Y al arribo de Gasca, con poderes de Felipe II, Carbajal impidió una traición masiva.Acosado en el Sur, - en Huarina - y gracias al valor de Carbajal, Pizarro logró su última victoria. El 9 de abril de 1548, en la batalla de Saxsahuamán (sic), ascendió a Cépeda; resignándose Carbajal a pelear como simple soldado. Roto el fuego, se pasaron al campo rival el segundo de Cépeda y el Capitán de la Vega, padre del cronista. Gasca triunfó con laureles baratos y sin derramamiento de sangre.Vencido, rodearon a Carbajal sus enemigos con afán de matarlo: mas lo salvó la intervención de un tal Centeno.- ¿No me conoce? - le dijo -. Soy Diego Centeno.- ¡Dios! -dijo Carbajal, evocando la traición de Charcas y Huarina-. Como lo vi siempre de espaldas, no lo reconocí.A Pizarro, como caballero, lo decapitarían. Y Carbajal, como plebeyo, sería arrastrado y descuartizado.Un mercader llegó a cobrarle veinte mil ducados. Carbajal se des ciñó la vaina de la espada, y le dijo:- Pues, tome a cuenta esta vaina...Al ser arrastrado, soltó una carcajada y cantó: “¡Qué fortuna! Niño en cuna, viejo en cuna. ¡Qué fortuna!”.Querían despedazarlo. Al verdugo, Juan Enríquez, le dijo feliz: “Hermano, trátame como de sastre a sastre”.Fue ajusticiado en el mismo campo de batalla el 10 de abril, a los 84 años. Luego, Gasca ingresaría al Cuzco.Su ferocidad era proverbial; pero le reconocían una gran virtud: la fidelidad... Jamás toleró la perfidia.