Respuestas

2013-10-17T21:44:33+02:00
La nave espacial LCROSS y su cohete Centaur se separan antes de colisionar con la Luna en una recreación de un artista.
Estas raras colisiones, que ayudarán a los científicos a confirmar si existe agua helada en la luna, podrán ser presenciadas por cualquier persona en América con un telescopio de 25 centimetros o una conexión a Internet según los astrónomos.
Ilustración cedida por la NASA
Con su bombardeo de la Luna el viernes por la mañana, la misión LCROSS de la NASA podría sacar a la luz una buena cantidad de agua de un sombrío cráter… y lo único que puede hacer falta para verlo será un buen telescopio doméstico.
LCROSS (Lunar Crater Observation and Sensing Satellite) y su cohete chocarán con el polo sur justo después de las 4.30 h (horario del Pacífico).
La colisión de LCROSS debería revelar cuánta agua helada hay en los cráteres siempre en sombra de la Luna. Según algunas teorías, las fosas lunares albergan enormes cantidades de agua.
(Artículo relacionado: "Moon Crash, New Maps to Aid Search for Lunar Water.") 
Cómo ver las colisiones de LCROSS con la Luna
No obstante, a diferencia de la mayoría de los impactos cósmicos, las colisiones de LCROSS tendrán público: muchos astrónomos amateurs en América tendrán sus telescopios enfilados hacia el lugar del impacto. Y todavía muchos más podrán ver el impacto lunar de LCROSS en el sitio web NASA TV.
Según los expertos, los entusiastas de la costa este de los Estados Unidos deberían verlo a través de Internet, ya que su vista del impacto de LCROSS estará bloqueada por los primeros rayos del Sol.
Sólo América del norte, central y del sur estará de cara a la Luna a la hora del impacto de LCROSS, lo que brindará a los astrónomos y observadores una vista poco habitual, dicen los expertos.
Cualquiera en estas regiones con un telescopio de 25 centímetros debería ser capaz de ver restos de polvo —y quizá vapor de agua— salir despedidos hacia la luz del Sol desde el borde del cráter, dicen los astrónomos.
«Si tienes un telescopio apostado en el lugar adecuado, deberías poder ver la columna y algo de luz durante breves momentos», dice Jennifer Heldmann, coordinadora de la campaña de observación de LCROSS en el Ames Research Center de la NASA en Moffett Field (California).
«A continuación verás que, a medida que la columna vuelve a asentarse sobre la superficie lunar, se hará más delgada y difusa, y al final desaparecerá de nuevo».
¿Encontrará LCROSS agua en la Luna?
Poniendo fin a años de conjeturas, el mes pasado un conjunto de estudios publicados en la revista Science concluyó que la Luna está saturada como mínimo de hidrógeno y oxígeno, los ingredientes del agua.
Si se encuentra abuntante agua helada, algún día podría utilizarse para saciar la sed de los colonos lunares y para aprovisionarse en sus viajes de exploración del espacio. (Leer más acerca de la exploración de la Luna.)
La búsqueda del agua helada empezará cuando el satélite LCROSS suelte su cohete de lanzamiento vacío, Centaur, sobre la Luna. Cuando el cohete choque, debería levantar restos de polvo del fondo del cráter a la luz del día.
LCROSS cruzará la columna unos cuatro minutos después del impacto de Centaur para medir los restos con nueve instrumentos y enviar datos al control de la misión.
(Leer más acerca de la colección de rocas lunares de la NASA.)
Entonces el propio satélite chocará con la Luna, dice Heldmann.
Según la NASA, las columnas de polvo no durarán más de dos minutos: se alzarán de 2 a 35 kilómetros sobre el borde del cráter y luego empezarán a desvanecerse.
El cohete Centaur pesa unos 2.200 kg y tiene el tamaño aproximado de un coche utilitario. El satélite tiene aproximadamente un tercio de dicho tamaño.
LCROSS, una bomba para los astrónomos
Aunque objetos de tamaño similar chocan con la Luna varias veces al mes, el impacto del LCROSS dará a los astrónomos la oportunidad poco común de prepararse para la colisión, afirma Heldmann.
«No todos los días la NASA hace chocar sus cosas contra la Luna», dice el astrónomo amateur Jerry Hilburn de la Asociación de Astronomía de San Diego (California).
Hasta 300 personas verán el choque desde Tierra Del Sol, el complejo de observación de la asociación en las montañas al este de San Diego.
La asociación está entre los numerosos grupos que están organizando fiestas de las estrellas para ver el acontecimiento.
La asociación de astronomía enviará las imágenes que tomen al sitio web LCROSS Citizen Science, que ayudará a la agencia espacial a estudiar el impacto desde distintos puntos de vista.
«Es una forma muy buena de que los amateurs participen activamente en esta misión», asegura Heldmann.