Respuestas

¡La mejor respuesta!
2013-10-11T18:10:23+02:00
SE ENCUENTRA EN SAO PAULO BRASIL
2013-10-11T18:11:09+02:00
Narra la historia de un niño extraño llamado Zezé, que a sus cinco años siente lo que significa ser pobre. Él y su familia se mudan de vivienda por motivos económicos y cerca de esa casa, en una zanja encuentra un pequeño árbol de naranjo y lo bautiza como "Minguito" o "Xururuca" y con él comparte sus experiencias y lo hace su amigo imaginario. En su imaginación, Xururuca es un ser fantástico que puede imitar a varios personajes de cine, hablar, correr e incluso transformarse en pony y cabalgar. Zezé vive con su papá, que está sin empleo, su mamá es "hija de indios", trabaja en una fábrica, y sus hermanos: Jandira, Antonio o "Totoca" y Gloria, que lo defiende de los maltratos que recibe por parte de sus padres y demás hermanos, y su hermano menor "El rey Luis" como él lo llama y otros dos hermanos muertos. También está la abuela Dindinha y el tío Edmundo quien le enseña muchas cosas culturales y que siempre se refiere a Zezé como un "niño precoz", pues aprendió a los cinco años a leer sin ayuda alguna. Dicho motivo es excusa para llevarlo al colegio aumentándole falazmente la edad a seis. Ahí conoce a Cecilia Paim su maestra. Él y otros niños juegan el "murciélago", que consiste en trepar en la parte trasera de un coche y pasear gratis por la ciudad; nadie se anima a trepar en el carro de Manuel Valadares un gordito de carácter fuerte. Zezé se atreve pero es sorprendido y castigado por éste. Al pasar los días Zezé, por querer coger guayaberas cae en una zanja y se corta el pie con un vidrio y es auxiliado por Gloria. Al día siguiente, cuando va al colegio es visto por Manuel y se compadece de la herida del niño, lo lleva a la farmacia y lo hace curar, ése será el inicio de una tierna amistad y el amor filial crecerá entre ambos, pero esa amistad será interrumpida por el El Mangaratiba, ferrocarril de la ciudad. Con la muerte de "Portuga", así le llamaban a Manuel, y de Minguito, Zezé maduro precozmente