AYUDA PLEASE
se que hubo un conflicto entre Uruguay y Argentina debido a la papelera pero...
debo realizar un breve informe que mencionen aspectos positivos y negativos entre Ambos Estados...
Ayuda Es para MAÑANA
Soy de 1er Año de Secundaria

1

Respuestas

2013-10-10T20:34:02+02:00
Tanto Argentina como Uruguay se han embarcado en los últimos 15 o 20 años en una intensa y extensa política forestal, la cual solamente podía tener como fin el abastecer a la industria papelera. No existía otro objetivo posible. No hay mercado en el mundo que consuma centenares de miles de hectáreas de árboles en muebles, leña, carbón ni otras opciones. Solo la industria papelera, y ninguna más.
Así, en los últimos años junto a la llegada a punto del proceso forestal se perfilaron para ambos países dos opciones, exportar la madera apenas tratada a plantas del exterior, o realizar el proceso in situ.
Eso sucede porque en ninguno de los dos países existían fábricas capaces de procesar ese volumen.
Entonces, ambos países intentan captar para sí esas importantes inversiones.
Se dice que Argentina fue el país elegido en primer término. No me consta, pero si se sabe y está probado que hubo reuniones de ejecutivos de estas empresas con Autoridades Argentinas, (el propio Busti, entre otros), y que posteriormente las empresas optaron por Uruguay.
Ello no es extraño, y no hace falta suponer cosas demasiado terribles. Con los vaivenes económicos y sociales de Argentina es lógico que alguien opte por plazas más firmes y seguras.
Así, desde hace ya unos cuantos años se comienza a definir el proyecto, se elige el lugar y se perfilan las características de la obra, cuyas características y detalles estaban en pleno conocimiento de las Autoridades Argentinas, según surge probado de documentos oficiales de ese meismo país.
Por la propia envergadura de la obra, y por las características de "país Natural" que ostenta Uruguay, en todo momento se aplicó el mayor celo sobre la cuestión ecológica, al punto de tratrase finalmente de proyectos que en su desarrollo llegan mucho más allá de lo que exige en normas ambientales la propia Comunidad Europea y, obviamente, infinitamente más allá de los criterios de la Secretaría de Medio Ambiente Argentina.
Al inicio del conflicto la Argentina solicitó Estudios de Impacto Ambientales independinetes de los que ya se habían realizado, a lo cual Uruguay accedió, y esos estudios fueron terminantes en dictaminar que las fábricas NO presentarían índices de contaminación significativos. Sin embargo, Argentina desconoció el dictamen de esos mismos estudios que antes habia pedido, y continuó con sus acciones, en dos terrenos y en dos planos netamente diferenciados.
A nivel oficial, en forma activa, a través de la presentación de un Recurso ante el Tribunal de La Haya, solicitando el cese de la construcción de la planta, por una presunta violación de convenios internacionales, instancia que perdió POR 14 VOTOS EN CONTRA A 1 !!! En tanto, yd esde hace ya más de dos años, el Gobierno Argentino en forma pasiva ha venido desarrollando una acción de ataque y desestabilización hacia el Uruguay, al permitir que un grupo de personas obstaculice en forma permanente uno de los puentes de comunicación entre ambas naciones, y en forma periódica a otros dos, acciones que violan en forma total, grosera y evidentemente a las más elementales normas de convivencia, además de a puntuales marcos legales, como el Art. 1º del Tratado de Asunción, del MERCOSUR, que establece la libre circulación de bienes y personas por todo el área.
Eso, obviamente, ha generado perjuicios millonarios no solamente al Uruguay como país, sino a cientos de personas de la zona de influencia de los puentes, que han visto como se han perdido sus fuentes de trabajo, en virtud de la caprichosa e irracional actitud de estos piqueteros.
En efecto, transportistas, despachantes de aduana, comerciantes en todas las ramas posibles, etc, vienen soportando desde hace dos años el bloqueo permanente de un grupo de "Iluminados" que basados en una especie de "revelación divina" y contra toda lógica y toda ciencia se aferran a la idea de una posible e indeterminada contaminación que podría, tal vez, llegar a desarrollar una empresa que aún hoy, 6 de noviembre de 2007, todavía no ha comenzado a trabajar.
Son muchas las teorías que se manejan para expicar, en realidad, las bases de este conflicto.
Se habla de intereses de fondo, de grandes cifras en negro que podrían haber llegado a destinos que no fueron, de pequeñas ambiciones políticas de insignificantes personajes, etc...
Lo cierto es que no se puede hallar, por más que se la busque, una explicación cuerda, lógica, útil y beneficiosa.