Respuestas

2013-10-08T03:38:55+02:00
Nunca hablaremos de los vicios o defectos naturales de los demás o nuestros, si supiéramos había escuchando que se pudiera ofender con nuestras palabras.

* Cuando una persona elogie a otra o a alguna de sus propiedades, procuraremos no contradecirla, aunque nuestra opinión se contraria, solo en casos excepcionales pondremos en conocimiento de unos padres, las faltas de su hijo, o a un tutor las de su pupilo, etc.

* No perderemos el tiempo en discutir cosas, de cuyo resultado no obtengamos un beneficio moral, cultural o económico, discutir por discutir es de necios.

* Si fuésemos saludados por una persona por error, le devolveremos el saludo con amabilidad, sacándole de confusión con delicadeza y sin avergonzarla.

* Nunca preguntaremos a nadie por sus enemigos o enemistades.

* En una conversación no elogiaremos a una persona en exceso delante de otra de su misma profesión.

* Si por parentesco o amistad el trato con un superior gerarquico o laboral fuera fluido o de tuteo, en presencia de otros superiores o inferiores el trato será de usted.

* Si un superior laboral o gerarquico, nos dispensase de darle por deferencia, el tratamiento debido, podemos omitirlo en nuestras conversaciones privadas, pero nunca delante de extraños.

* En general el trato confidencial con otras personas será restringido en presencia de otras a quien ni ellas ni nosotros podamos tratar de la misma manera.

* En los juegos sociales en los que intervengamos, nunca demostraremos nuestro disgusto si perdemos, ni excesiva alegría si ganamos, cuidando de no herir el amor propio de los demás.

* Por mucha confianza que tengamos en una casa ajena, no diremos ni haremos nada que pueda desagradar, incomodar, molestar o ruborear a quien nos escuche o vea.

* La dignidad y delicadeza deben de estar presentes en todos nuestros actos, en todos los lugares y ocasiones, con mayor razón cuando hay delante quien pueda juzgarlos y apreciarlos.
¡La mejor respuesta!
2013-10-08T03:40:00+02:00
Aqui algunas
Saludar a toda a quella persona con la que se tiene contacto, esto sin importar el dicho popular de "Quien llega es quien saluda".Brindar ayuda a toda aquella persona que lo requiera sin importar edad, sexo, raza o estatus social.No exceder en tratos de confianza con aquellas personas a las cuales se conoce de poco tiempo.No contrariar de manera pública la opinión personal de una persona hacia otra; esto sin importar que se tenga una persepción diferente.En una conversación no elogiar a una persona en exceso delante de otra de su misma profesión.Cuando una persona esté leyendo, no se debe colocar cerca para leer el papel o libro que tiene en sus manos o mesa.