Respuestas

2013-10-03T01:35:36+02:00
Organización de la mano de obra indígena La encomienda2. Encomienda O repartimiento: se definió como una institución en la que se le otorgaba a un español (encomendero) el derecho para percibir los tributos que los indígenas, en su calidad de súbditos, debían pagar al estado español. A cambio el encomendero tenía el deber de cristianizar y cuidar material y espiritualmente a los indígenas a su cargo. La corona estipuló, que los indígenas debían pagar el tributo a través del trabajo, asegurándose la mantención de la producción agrícola y minera, aunque mantenían su libertad.3.  4. Era obligación del encomendero Evitar el maltrato Darles vestimenta Alimentarlos Cuidarlos de las enfermedades Cumplir obligaciones militares, organizando, financiando y dirigiendo su propia fuerza militar formando parte del ejército vecinal para defender los territorios del rey.5.  6. La encomienda no incluía las tierras de los indígenas y que el encomendero solo podía usufructuar de la encomienda solo por dos vidas.7. La encomienda en Chile La densidad de la población era baja (comparada con otras partes de América), lo que provocaba que no fueran capaces de producir excedentes para cumplir la tributación. Esto llevó a la explotación directa de la mano de obra de los naturales, sustituyendo el tributo en especies con trabajo personal transgrediendo el funcionamiento original Esto generó abusos ya que niños y mujeres eran obligados a trabajar, en vez de bestias de carga. La doctrina no se realizaba y las condiciones de los indígenas eran deplorables.8.  9. Como estas prácticas eran contrarias a la legislación española, la corona envió funcionarios especiales para velar por la protección de los indígenas frente a los intereses de los españoles. Las leyes generales dispuestas para América eran concretadas por disposiciones especificas, llamadas tasas, que daban cuenta de la realidad de cada zona y que tenían como objetivo reglamentar las condiciones al interior de la encomienda.10.  11. El asiento Organizó la mano de obra no encomendada y que surgía de la necesidad de mano de obra para sectores económicos fuera de la encomienda principalmente oficios artesanales (carpinteros, albañiles, sastres, sombrereros, etc.) y domésticos. El asiento de trabajo era un contrato laboral simple, firmado ante una autoridad civil, estableciéndose deberes y derechos de ambas partes.