Respuestas

2013-10-02T04:05:07+02:00
Todos tenemos una imagen de cómo debería ser un pirata en la cabeza, pero ¿de dónde hemos sacado todas esas ideas? Desde luego no por los libros de historia. A continuación vamos a comprobar qué hay de cierto en la imagen de los piratas que nos ha inculcado inconscientemente la cultura popular
¡La mejor respuesta!
2013-10-02T04:06:09+02:00
Su reinado de terror duró apenas dos años (1716-1718), peroBarbanegra dejó tal impacto en la imaginación popular que su época fue conocida como la Edad de Oro de la Piratería. Su nombre real era Edward Teach y nació probablemente en Bristol, aunque no existen datos fiables sobre su infancia y juventud. Algunos relatos proclaman que llegó a tener 14 mujeres, pero tampoco hay documentación que lo pruebe. Sí se sabe que la última fue Mary Ormond, natural de Bath, en Carolina del Norte.

Teach impresionaba por su elevada estatura, a la que añadía una imagen impactante: le gustaba mostrarse en público tocado con un aparatoso tricornio con plumas y armado a conciencia convarias espadas, cuchillos y una pistolera con tres juegos de pistolas de diversos calibres. Para rematar, acicalaba su poblada barba oscura con mechas de cañón que le colgaban como adornos navideños y que encendía cuando entraba en combate. Quienes le vieron luchar decían que se parecía al diablo, con su terrorífica mirada y una nube de humo en torno a la cabeza. En ese sentido, fue el verdadero inventor del look pirata.

Se inició de marinero muy joven y en los años de la Guerra de Sucesión española (1700-1713) navegó en barcos corsarios por aguas del Caribe, cerca de Jamaica. En algún momento se unió a la tripulación del pirata británico Benjamin Hornigold, quien se retiró en 1716 aprovechando una amnistía del gobierno inglés a los corsarios. Entonces Teach tomó el mando y con su barco, el Queen Anne?s Revenge, expolió a fondo el Caribe y la costa atlántica de América del Norte durante dos años. Su táctica favorita consistía en perseguir barcos mercantes y encaminarlos a canales de navegación peligrosa que él conocía bien, para abordarlos y apoderarse de todos los objetos de valor, comida, licor y armas que llevaran.