Respuestas

2013-09-24T19:53:35+02:00
Justiniano Justiniano era de origen godo y había nacido en una aldea de Iliria llamada Tauresio, en la actual Serbia, el 11 de mayo del año 483 d. C. Era sobrino del emperador Justino I (450-527), ya que su madre, Vigilantia, era hermana del mismo. Recibió una buena formación académica y militar, destacando sobre todo en filosofía y jurisprudencia. En el 518, tras la muerte de Anastasio, su tío Justino se convierte en emperador, quien, tres años más tarde, en el 521, nombra a Justiniano cónsul y, algo después, general del ejército de Oriente. Aunque Justiniano participaba activamente en los asuntos gubernamentales, no fue hasta el 1 de abril del 527 cuando su tío lo nombrara co-emperador. A los cuatro meses muere Justino, legando a Justiniano todo el poder y el trono del Imperio. Con él nace una nueva etapa en la historia de la Iglesia Ortodoxa y el Imperio Bizantino. Es considerado también como “el último emperador romano”, por su intento de recuperar los territorios que el Imperio Romano había poseído en tiempos de Teodosio I el Grande (347-395). Entre otras cualidades cabe destacar que fue un buen legislador, codificó el derecho romano y mandó construir la basílica de Santa Sofía en Constantinopla (la actual Estambul).   Origen y primeros años de Teodora La biografía de Teodora, sin embargo, dista mucho de la de su esposo Justiniano, aunque se debe admitir que, a pesar de los orígenes humildes de la emperatriz, ésta supo dar un cambio radical a su vida, igualándose a la del emperador. Según parece, Teodora había nacido en la isla de Chipre en el año 500; no obstante, hay otras versiones que afirman que fue Creta la isla que vio nacer a la futura emperatriz. Hija de cortesana y de padre desconocido, emigró a Constantinopla con su madre y sus hermanas, Comito y Anastasia, buscando un futuro mejor. Allí encuentran algo de paz y tranquilidad cuando su madre conoce a Acacio, un guardián de los osos del circo, con quien viven. Pero pronto éste fallece y la suerte de madre e hijas vuelve a estar en la cuerda floja. La mujer, desesperada, recurre de nuevo al negocio de la prostitución, pero, por razones de su edad, no tiene éxito. Los caballeros que hacen uso de este tipo de servicios ya no la encuentran apetecible y atractiva, y la madre de las chicas, desolada y rendida, pide ayuda a los verdes un día que se celebraban carreras en el Hipódromo de Constantinopla. Ante la rotunda negativa de los miembros de los verdes, la mujer y sus hijas tienen que alojarse en una de las habitaciones del Hipódromo, donde reciben a los pocos clientes que tenían.


la historia completa
un resumen
5 lineas max
ok
no lo has puesto