Respuestas

2013-09-18T05:15:10+02:00
TRANSFORMACIÓN: todos los símbolos y ritos que hemos tomado en consideración hasta ahora nos dicen algo sobre el misterio del individuo. Muchos de los que mantienen todavía los principios de la antigua teología del bautismo se preguntan qué es lo que cambia mediante el bautismo respecto del pasado y qué es lo que tiene que ver con la Iglesia, en la que el individuo es indudablemente acogido. Ahora bien, el bautismo no muestra sólo lo que es la personLA VESTIDURA BLANCADespués de la unción con el crisma, el padrino o la madrina impone al bautizado la vestidura blanca.«N., eres ya nueva criatura y has sido revestido de Cristo. Esta vestidura blanca sea signo de tu dignidad de cristiano. Ayudado por la palabra y el ejemplo de los tuyos, consérvala sin mancha hasta la vida eterna». El vestido blanco quiere ayudar a comprender en profundidad lo que sucede en el Bautismo: convertirse en nueva creatura, revestirse de CrEL AGUAEl símbolo central del bautismo es, sin duda alguna, el agua. El agua es el origen de cualquier tipo de vida. Toda vida tiene su origen en el agua. Es el amor de Dios que se derrama sobre nosotros y que, en nosotros, se transforma en una fuente inagotable. Nuestra sed más profunda es sed de amor, de un amor que no se agota nunca porque es alimentado por la fuente que no se seca nunca. Este amor divino se nos regala en el agua de la fuente del bautismo. Siempre podernos beber de esta agua cuando nuestro amor humano se hace frágil, cuando se nos escapa de las manos
.EL AGUA DE LA PURIFICACIÓNEn todas las religiones y culturas el agua posee una fuerza purificadora y renovadora. El agua del bautismo nos purifica de los errores del pasado y nos renueva para que vivamos como personas nuevas.Todo lo que pesa sobre el niño, es lavado en el bautismo. Podemos imaginar que vertida el agua sobre la cabeza del niño, este no está condenado a repetir el destino de sus padres y de sus abuelos; no es simplemente el resultado del árbol genealógico, sino que puede comenzar desde el principio.

LA UNCIÓNOtro símbolo del bautismo es el de la unción. En el bautismo el que va a ser bautizado es ungido dos veces: una con el óleo de los catecúmenos y, luego, con el crisma.El óleo de los catecúmenos es el óleo de la curación. La unción con el óleo de los catecúmenos expresa que la fuerza sanante, que proviene de Jesucristo, es más fuerte que las heridas que el niño sufrirá a lo largo de su vida. Por mucho que los padres lo traten con todos los cuidados y las atenciones posibles, todo niño será herido. Ninguno de nosotros puede afrontar las heridas que nos depara la vida. Sin embargo, es decisivo el modo como tratamos las heridas de nuestra historia personal.El aceite de los catecúmenos quiere hacernos entender concretamente que no se nos deja solos con nuestras heridas. En el rito de la unción expresamos que el amor de Cristo se vuelca en nuestras heridas, que Cristo mismo las toca con ternura. El óleo siempre significa ternura, amor, atención, caricia amorosa. Cristo nos acaricia con amor precisamente donde estamos heridos, y su roce puede sanar nuestras heridas exactamente igual que cuando en un tiempo Jesús tocaba a los enfermos y los curaba.

LA VELA BAUTISMALEn nuestra civilización de la luz artificial, la luz de unas velas, aunque no hicieran falta para ver, y aunque sólo fueran de adorno, puede significar muy expresivamente la fiesta, la atención, el respeto, la oración, la presencia de lo invisible, la felicidad, el paso a una nueva existencia iluminada por Cristo. 

SEÑAL DE LA CRUZEl celebrante, los padres y los padrinos signan al niño en la frente «con la señal de Cristo Salvador». Con este signo culmina la acogida que la comunidad cristiana hace al que se acerca a ser bautizado.

INCORPORACIÓNDespués del concilio Vaticano II el bautismo se entendió sobre todo como inserción en la comunidad de la Iglesia. Por eso muchas comunidades cristianas prefieren bautizar a varios niños durante las misas dominicales para que toda la comunidad pueda participar en él.Teológicamente está pensado correctamente. Sin embargo, con frecuencia no refleja la realidad, ya que, son realmente las comunidades el lugar donde los niños se sienten como en su casa y donde las familias jóvenes saben que son aceptadas y sostenidas?