Respuestas

2012-05-09T00:44:50+02:00
Egipto: los detalles del conflicto que enredan las relaciones internacionales

por Carolina Soto

tamaño fuente    Imprimir  3 comentarios   Vota este articulo 1 2 3 4 5 (5 votos)     Después de casi tres décadas en el poder, los Egipcios no parecen dispuestos a aceptar que Mubarak siga en el poder y tampoco quieren permitir que su hijo Gamal opte a presidir el país. Las manifestaciones que se han generado en Egipto tienen como único objetivo protestar contra el Gobierno de Hosni Mubarak, de 82 años, y  ya han dejado cinco muertos y 500 detenidos.

Uno de los conflictos más importantes y que han generado más controversia tuvo lugar en Túnez y se iniciaron después de que Mohamed Bouazizi, se quemara a lo bonzo para protestar porque la Policía habría confiscado el carro con alimentos los cuales comercializaba en forma ambulante. Este hecho, de injusticia social ante los ojos de los egipcios desencadenaron una revolución, acto que fue imitado para denunciar la situación que atraviesa el país. Sé a ciencia cierta que muchos coinciden conmigo en que Túnez malamente se ha convertido en un modelo a seguir para todos los árabes. Dando razón a que el dialogo y los innumerables intentos políticos de impedir una guerra civil fracasaron. Suma a esto es la apreciación a nivel internacional que los gobiernos autoritarios y dictatoriales han terminado.

El 17 de enero, Abdo Abdelmanam Yafar, un ciudadano egipcio de 49 años, se quema, en el centro de El Cairo, para denunciar el cierre de su restaurante en la provincia de Ismailiya.Un día después, otros cuatro ciudadanos hicieron lo mismo por diversos motivos

En Egipto el problema no es mejor que en Túnez. La tasa de desempleo cerró el año 2010 en el 9,4%, y la riqueza del país está repartida, fundamentalmente, entre el 10% de la población. No obstante, la protesta va más allá: el nefasto funcionamiento de la Administración pública, la política laboral y fiscal del Gobierno, la falta de libertades y la crueldad de la Policía, que actúa con casi total impunidad, son las cuatro grandes reivindicaciones de los ciudadanos egipcios.

Día a día se hace más grande la restricción de libertades a la que está sometida el pueblo egipcio así como el descontento generalizado de la clase media con los mandatarios. Cuando estos datos se convirtieron en accesibles mediante Internet para todos los egipcios, se sumaron a la revelación hecha por un portal donde se confirmaba que los militares no daban su apoyo a Gamal Mubarak, hijo del actual presidente y firme candidato a sucederle en el cargo, y auguraban una crisis interna si su padre moría en el poder.

Así entonces una amplia mayoría de la población egipcia da la espalda a la familia Mubarak y reclama unas elecciones democráticas, lejos de las celebradas en 2005 cuando fue reelegido el actual presidente entre las protestas de los observadores independientes. Las confianzas se han quebrado y el pueblo ya no cree en las grandes expectativas que propino Mubarak al asumir las últimas elecciones.

Los egipcios temen la brutalidad policial, de modo que las redes sociales se convirtieron en el lugar de encuentro más seguro para organizar las protestas, algo que también había sucedido en las manifestaciones de Túnez.

La muerte de Khaled Mohammed Said, un empresario de 28 años a quien dos policías de paisano mataron el pasado 6 de junio frente a un cibercafé de Alejandría. Fue el detonanante que marco la diferencia entre las muertes de inmigrantes ilegales y la de ciudadanos de clase media media alta. A esto se suman diversos montajes, filtración de documentación de los servicios médicos legales y la adulteración de partes médicos en las actas de defunciones.

El Gobierno egipcio cuenta con el apoyo de Estados Unidos, sin embargo este apoyo es una condicionante económica por la cual USA no quiere intervenir para no bloquear ni disminuir las divisas que por concepto de petróleo y otros derivados pudiesen ver mermado el crecimiento económico del gobierno de Obama.

El opositor egipcio y premio nobel de la paz Mohamed El Baradei cree que la sociedad no aceptará otro Gobierno de Mubarak. Hay previstas unas elecciones en septiembre, pero si las protestas continúan con la misma intensidad que hasta ahora, no hay que descartar ninguna opción.

Si bien es cierto Mubarak tiene el apoyo total del Ejército, parece improbable que se vaya a producir una represión violenta, considerando el tenor internacional que ha generado este conflicto. Por tanto, cabe contemplar la opción de que Mubarak tome el mismo camino que su homólogo tunecino y se exilie. En este contexto podrían adelantarse las elecciones o formarse un Gobierno de transición hasta los comicios de septiembre, si bien esto último también se antoja difícil.

Analizando políticamente este conflicto puedo manifestar que se ha desplomado cualquier posibilidad de que el presidente Hosni Mubarak entregue el poder a su hijo Gamal. El primer fruto obtenido por los mártires en este levantamiento popular será que el heredero no vendrá y el segundo será la posibilidad de que el propio presidente no se presente otra vez a las elecciones, manifesto Refat el Sayed Ahmed, director del centro de estudios políticos Yafa. Quien ha tenido la certeza de informar siempre a tiempo los hechos desde una perspectiva objetiva y con altura de mira necesaria.

Enviaré un próximo documento que manifiesta los efectos de este conflicto en nuestro país. Recordemos que somos un país globalizado y con claros lineamientos económicos en lo que a materia internacional se refiere.