Respuestas

2013-09-11T05:37:41+02:00
Desde los tiempos del antiguo Egipto, se define el año como el tiempo quetarda la Tierra en dar una vuelta completa alrededor del Sol. Un tiempo que se estableció en 365 días, aunque su valor real sea de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 46 segundos, y que a efectos de simplificar los cálculos se suele dejar en 365 días y 6 horas, o sea 365,25 días, o lo que es lo mismo 365 días y un cuarto de día. Esa diferencia de 0,25 días que parece no tener ninguna importancia, al cabo de 4 años ya suma un día completo, que si la tiene, lo que obligó con el paso de los años a realizar un“ajuste” y con él a la aparición de los años bisiestos. Las fechas del calendario terrestre se fueron desfasando con respecto al calendario astronómico hasta que llegó un momento en que fue necesario realizar esta corrección.Fue Julio César, allá por el año 46 antes de Cristo, el primero en intentar solucionarlo aprobando el calendario juliano que consideraba año bisiesto a aquel divisible por cuatro e incorporaba un día más al mes de febrero. Elcalendario romano, vigente hasta entonces, tenía ya graves retrasos debido a su falta de precisión, y al poco de llegar a Egipto, conocedor de que en aquellas tierras funcionaba un calendario excelente, se puso en contacto con Sosígenes de Alejandría, astrónomo, matemático y filósofo, al que encargó diseñar uno para el Imperio pero conservando los nombres de los meses romanos. Ya en aquella época los egipcios conocían que cada cuatro años la salida de la estrella Sothis (Sirius) se retrasaba un día para dar inicio al año nuevo. La compensación de los desfases acumulados hizo que el año 46 a.C del calendario romano fuera el año más largo de la historia con 445 días, un año al que se llamó “año juliano” o “año de la confusión”.Julio César decidió incorporar el día extra de los bisiestos después del 23 de febrero coincidente con el sexto día antes de las calendas de marzo; ese mes tendría dos días sextos, de ahí su nombre de “bisiesto” (“bi-sextus”). Conviene recordar que los romanos contaban hacia atrás los días que hacían falta y solían llamar calendas al primer día de cada mes; no lo hacían como nosotros del 1 al 31, sino que tomaban 3 fechas de referencia: calendas, nonas e idus. Lascalendas eran pues el primer día del mes, las nonas el día cinco, excepto en marzo, mayo, julio y octubre en los cuales eran el día siete, y los idus el día trece, excepto en marzo, mayo, julio y octubre, que eran el quince. A continuación, hacían la cuenta hacia atrás llamando al primer día de marzo “calendas de marzo” o “kalendas martias”, y por tanto el 28 de febrero sería el día anterior a las calendas (1º), el 27 de febrero el 2º, y así sucesivamente, hasta llegar al 23 de febrero que sería el 6º día antes de las calendas. Precisamente en este día se celebraba La Terminalia, fiesta relacionada con el fin de año, razón por la que la reforma propuesta por Julio César añadiese el día de ajuste después del 23 de febrero: el diem bis sextum ante kalendas martias(“doble día sexto antes de las calendas de marzo”), mes que tendría dos días sextos, el 23 y 24. Con el transcurso del tiempo se siguió llamando bi-sextus o bisiesto aunque el día extra se puso no como en un principio hizo Julio César, sino después del último día del mes (28), o sea el 29 de febrero.El nuevo calendario juliano estuvo vigente en toda Europa durante los siglos siguientes aunque con el error o diferencia, como ya hemos explicado al principio, de 11 minutos y 14 segundos con respecto al año solar que nunca se tuvo en cuenta. Un error del calendario ideado por Sosígenes que ya se advirtió en el concilio de Nicea y que no se corrigió hasta el año 1582 en que se adoptó elcalendario gregoriano. El Papa Gregorio XIII, ayudado por los científicos Luigi Ghiraldi y Christopher Clavius, viendo que el equinoccio de marzo (entre los días 20 y 21) llevaba un adelanto de 11 días desde que el calendario juliano se puso en marcha, decidió reformarlo y establecer uno nuevo, al que se llamógregoriano en su honor, y que rige hasta el día de hoy.
Bibliografia: 
http://eltrasterodepalacio.wordpress.com/2012/03/15/el-por-que-de-los-anos-bisiestos-y-sus-mitos/