Respuestas

2012-05-07T11:24:49+02:00
El nitrógeno es indispensable para la alimentación de una población mundial en pleno crecimiento, pero también una fuente de contaminación del aire, el suelo y el agua. La primera Evaluación Europea del Nitrógeno se hizo pública el lunes 11 de abril en una conferencia internacional que se celebró en Edimburgo. Este informe es el resultado de cinco años de trabajo de investigadores y expertos en esta materia en el marco de la acción Nitrogen in Europe de la Fundación Europea de la Ciencia (ESF) y del proyecto europeo NitroEurope. En él se detalla el estado de la cuestión de los problemas que provoca el exceso de nitrógeno en el medio ambiente y en la salud en Europa, y se avanzan posibles soluciones.  

El estudio, realizado por 200 investigadores y expertos procedentes de 21 países y 89 organizaciones, entre las cuales se encuentra el INRA, permite evaluar por primera vez las consecuencias económicas de la contaminación por nitrógeno a escala europea, en particular, el impacto sobre el cambio climático y sobre la pérdida de biodiversidad. Este informe proporciona a las instituciones públicas responsables de la toma de decisiones en Europa una evaluación científica completa de las consecuencias previsibles de la contaminación por nitrógeno y subraya acciones clave para proteger el medio ambiente y la salud pública.

La implicación del INRA en el proyecto europeo NitroEurope (2006-2011)

El nitrógeno y su impacto en el medio ambiente están muy relacionados con la actividad del INRA en la medida en que el principal ámbito de uso del nitrógeno es la producción agrícola. Por este motivo, y por sus investigaciones y su posicionamiento a nivel europeo en este campo, el INRA ha sido una de las principales organizaciones colaboradoras en el proyecto NitroEurope.

El INRA ha contribuido de forma destacada a la red de observación de emisiones y depósitos de compuestos nitrogenados que se ha establecido en el marco del proyecto NitroEurope, a través de cinco emplazamientos experimentales (campos de cultivo, prados y bosques) en distintos puntos del territorio francés. También ha coordinado mediciones de concentraciones en compuestos gaseosos y particulados en estos emplazamientos franceses, así como en emplazamientos en Italia e Irlanda, y ha llevado a cabo la evaluación de los depósitos de nitrógeno reactivo en el conjunto de los emplazamientos del proyecto (más de 50).

El INRA ha coordinado trabajos sobre los prados y también sobre la modelización (modelo NitroScape) y la medición de los flujos de nitrógeno a nivel del paisaje (seis paisajes europeos y diez colaboradores). También ha coordinado la base de datos a nivel del paisaje y se encarga de su gestión.

El INRA ha cooperado, además, en la realización de los trabajos sobre la modelización del ciclo del nitrógeno en cultivos (modelos CERES-EGC) y prados (modelo PASIM).
Varios investigadores del INRA han contribuido a la preparación de la Evaluación Europea del Nitrógeno. En particular, los capítulos sobre el nitrógeno en los ecosistemas acuáticos (capítulo 7) y los flujos de nitrógeno en los paisajes rurales (capítulo 11) han sido coordinados por investigadores del INRA.