Respuestas

2013-09-05T13:29:33+02:00
Historia de la penicilina. El descubrimiento en mayor[ia de los casos se atribuye al Alexander Fleming. Anque ya antes muchas culturas diferentes llegaron mediante la observación y la experiencia a conocer tanto como emplear las propiedades bactericidas de los mohos. Lo han usado ya en la  antigua Grecia e India y en el ejército de Ceilán ya en el siglo II. Ha estado también presente en las culturas tradicionales de regiones tan distintas y distantes como Serbia, Rusia o China, también entre los nativos de Norteamérica. Es conocido que desde el siglo VIII sino antes, los médicos árabes estaban curando varias infecciones y las heridas con una pasta blanca que se formaba en los arneses de cuero con que se ensillaban los burros de carga. Durante el siglo XVII algunos farmacólogos y herboristas ingleses, como John Parkington, incluyeron el tratamiento con hongos en los registros de farmacia. En el Hospital de Santa Maria en Londres, donde estaba situado el departamento de inoculación de Almroth Wright y Alexander Fleming tuvo lugar el descubrimiento de la penicilina. Paul Ehrlich, que trabajó con Koch en Berlín, desarrolló el concepto de bala mágica, denominando así a aquellos componentes químicos que pudieran eliminar selectivamente a los gérmenes. Finalmente, en 1909 consiguió sintetizar un compuesto, más tarde conocido como salvarsán, que se mostró eficaz contra la sífilis. Este descubrimiento influyó a Alexander Fleming. Al mismo tiempo o poco después, conocido el hecho de que las bacterias podían provocar enfermedades, se sucedieron multitud de observaciones, tanto in vivo como in vitro, de que los mohos ejercían una acción bactericida. En marzo de 2000, médicos del Hospital San Juan de Dios de San José (Costa Rica) publicaron los escritos del científico y médico costarricense Clodomiro Clorito Picado Twight. En el reporte explican las experiencias que adquirió Picado entre 1915 y 1927 acerca de la acción inhibitoria de los hongos del género Penicillium sobre el crecimiento de las bacterias que causan una serie de infecciones humanas). Aparentemente, Clorito Picado reportó su descubrimiento a la Academia de Ciencias de París, pero no lo patentó, a pesar de que su investigación había sido iniciada unos pocos años antes que la de Fleming.