Respuestas

2013-08-28T01:00:32+02:00
Aunque éste parte de una leyenda se ha convertido en mito:

El Espejo de los dioses.

Cuentan que a la llegada de los españoles a Michoacán, después de la caída de Tenochtitlan, un español se enamoró de Eréndira, la hermosa hija de Tangaxoan, rey de los purépechas; la raptó y la escondió en un precioso valle rodeado de montañas. La princesa, sentada sobre una roca, lloró tanto que sus lágrimas formaron un gran lago, y luego, desesperada por escapar, se arrojó al mismo, en donde se convirtió en sirena. Desde entonces, por su gran belleza, al lago se le llamó Zirahuén, que en purépecha significa “espejo de los dioses”. Dicen que la sirena aún vaga por esas aguas y que en las primeras horas de la madrugada surge del fondo para encantar a los hombres y ahogarlos.


Día de Muertos. (Contada por un niño purépecha)

En el mes de octubre, las mariposas Monarca nos avisan que ya van a venir las almas de los muertos y que tenemos que preparar para recibirlas. A estas mariposas las llamamos "ánimas" y las cuidamos mucho; son de color naranja con negro y empiezan a llegar por miles a nuestros bosques en vísperas de la fiesta de muertos.

El 22 de octubre, cuando todavía faltan diez días para las fiestas, empezamos los preparativos. Muy temprano, antes de que amanezca, se echan cohetes anunciando la llegada de los niños y las niñas que aún no han cumplido un año de muertos y que nosotros llamamos angelitos. También adornamos las puertas con flores amarillas para darles la bienvenida. 

Ese mismo día preparamos para ellos una canasta, muy bonita y con comida para que se les quite el hambre y se sientan a gusto. Le ponemos muchos cohetes que a los niños nos gustan, como galletas, dulces, panes, refrescos y frutas silvestres. También flores y una velita de cera para darles luz. Esta canasta se queda en la casa y el primero de noviembre se lleva al panteón.

Las personas que tengan un pariente con menos de un año de haber muerto, deben hacerle una cruz de madera durante estos días. Para esto se utiliza el yarhin, que es el mero corazón del pino. Esta madera es muy fuerte y dura mucho. La cruz tiene que ser grande y muy bien trabajada con hacha, machete y otras herramientas. 

Otra cosa que hacemos es armar y decorar las coronas para los difuntos. Se hacen de madera y zacate; luego se adornan con muchas flores y papeles de colores. Cada año, mi mamá prepara una corona que le ponemos a mi abuelito; a mí me gusta ayudarle para que quede muy bonita. El pan de ánimas es muy importante para estas celebraciones. 

El panadero de la comunidad tiene que empezar a hacerlo desde una semana antes para poder tener todo el que se necesita. Estos panes son pequeños y salados; los hay de varias formas: redondos, triangulares y cuadrados, con pequeños adornos. 

Cuando ya faltan unos cuantos días para las celebraciones, tenemos que arreglar el panteón. Se quitan las hierbas, las varas y las piedras, se componen las cruces viejas; con palos y asadones se revuelve la tierra de las tumbas y se les pone un adorno alrededor con piedritas de río. También se limpia y se decora la casita del panteón donde se dará la misa. 

El 31 de octubre, un día antes de la fiesta, se prepara una canasta con comida para los difuntos adultos, parecida a la que se hace para los angelitos. Esta canasta y su servilleta tienen que ser nuevas y cada cosa que se pone en ella se dedica a un difunto:

"Este pan para mi tío, estas frutas para mi abuela, este refresco para mi padrino..." 

Lo hacemos con cuidado para que no falte lo que a cada uno le gusta, como cigarros, mezcal o cerveza. La noche antes de la fiesta ya se ha conseguido todo lo necesario: las flores amarillas y de cempasúchil, las velas de cera, la fruta, los panes, los cohetes, el copal, las galletas y el licor. 

El 1 y 2 de noviembre celebramos las fiestas. El primer día empezamos a echar cohetes antes de que amanezca para guiar a los muertitos nuevos hacia nosotros. Después vamos al panteón y la gente de la comunidad lleva velas de regalo para los familiares que tienen un difunto reciente. Por la mañana adornamos las cruces de madera. Les ponemos flores silvestres, limas, guayabas, naranjas, cañas, panes, papel de colores, botellas de licor, refrescos, galletas y gorditas. De azúcar. Este primer día está dedicado a los jóvenes y niños difuntos. 

La gente lleva sus coronas y cruces adornadas y, en la casita del panteón, se da misa dedicada a los muertos que han regresado. El 2 de noviembre está dedicado a los difuntos adultos. Este segundo día hay más personas y se pueden ver todas las tumbas arregladas, llenas de flores y velas prendidas. El panteón se ve alegre con todo este colorido y con tanta gente platicando. Yo creo que los muertos se han de poner muy contentos de lo lindo que está todo.

La fiesta se termina en la noche cuando en las casas se quema lo que quedó de las velas. Esto se hace para que lo muertos sigan su camino de regreso. 


Sobre Cupatitzio.

Cuentan que durante un tiempo los manantiales que alimentan el Cupatitzio se secaron porque el diablo habitaba en ellos, hasta que vino Fray Juan de San Miguel y logró echarlo del lugar, pero en su huida resbaló y dejó marcada su rodilla en una roca.

Pues por más que busqué en internet porque ahorita no tengo aquí libros, fue lo único que encontré.......espero que alguien de la región o conocedora de estos temas vea tu pregunta y te pueda ayudar mucho mejor....saludos y éxito!
2013-08-28T01:01:38+02:00
Del caos al universo
Hermafrodita
La Titanomaquia

Luego me hablas por msn de este sitio web para pasarte el contenido (: saludos
Psd: No son largas y son interesantes