Respuestas

2013-08-25T04:17:18+02:00
En casa consumimos energía. Cuando cocinamos, cuando nos duchamos, cuando miramos la televisión, incluso cuando dormimos; siempre estamos consumiendo energía: la nevera está enchufada, el aire acondicionado o la calefacción en marcha, etc. Pero para mejorar nuestra calidad de vida no es necesario aumentar el consumo de energía. En el hogar podemos hacer mucho para ahorrar energía o consumirla de manera más eficiente. A partir de las facturas de la electricidad o del gas, podemos conocer cuál es nuestra manera de consumir energía en casa y, a partir de aquí, tomar medidas para reducir el consumo y, al mismo tiempo, el importe de las facturas. La climatización  Por climatización entendemos el control y gestión de la temperatura de nuestra vivienda, tanto si se trata de calentarla cuando hace frío como para enfriarla cuando hace calor. Teniendo en cuenta unas sencillas recomendaciones, podremos optimizar el consumo energético destinado a la climatización de nuestro hogar.
Los electrodomésticos  La etiqueta energética informa del consumo de energía del aparato, permite comparar dos modelos diferentes y posibilita la elección de compra más adecuada para el consumidor. En función de la electricidad que consume y de sus características, por ejemplo la capacidad de carga de una lavadora, a cada electrodoméstico se le asigna una letra y un color que lo clasifica energéticamente.
La iluminación  A la hora de iluminar nuestro hogar, debemos tener en cuenta las necesidades de cada espacio. Sólo la cocina y el baño necesitan una luminosidad intensa. Otras estancias, como los dormitorios, en cambio, pueden disponer de un alumbrado central eficiente, pero a menudo basta con una bombilla de poca potencia y alto rendimiento bien focalizada para leer o trabajar.