Respuestas

2013-08-19T22:00:02+02:00
Aldeas y centros ceremoniales Se han encontrado aldeas Paracas a lo largo de la costa, en los valles de Chincha, Pisco, Ica y Río Grande. Otras aldeas se ubicaron en las laderas de los cerros y en las elevaciones que bordean el interior de los valles. En Ica se encuentran los sitios de Peña de Tajuana y Ánimas Altas; mientras que en Chincha se ubica el complejo Huaca Soto. El asentamiento de Peña de Tajuanas es un conjunto fortificado de pequeñas casas con varias paredes. El sitio de Ánimas Altas es el asentamiento más grande de la cultura Paracas. Está compuesto por plazas, viviendas, talleres de artesanía, depósitos y tumbas pertenecientes a Paracas Cavernas. Al extremo se ubica una plataforma en forma de «U» con diseños de felinos en la pared que hacen recordar a la iconografía Chavín. Las principales aldeas se ubican en el valle de Chincha, que es el valle más fértil del territorio habitado por los Paracas. En esta región hay dos grandes complejos que llaman la atención por su tamaño: el complejo Soto (que mide más de 1.000 metros de largo), y el complejo San Pablo (que supera los 1.300 metros de largo). Ambos complejos fueron hechos con adobes pequeños elaborados a mano.

Se han encontrado aldeas Paracas a lo largo de la costa, en los valles de Chincha, Pisco, Ica y Río Grande. Otras aldeas se ubicaron en las laderas de los cerros y en las elevaciones que bordean el interior de los valles. En Ica se encuentran los sitios de Peña de Tajuana y Ánimas Altas; mientras que en Chincha se ubica el complejo Huaca Soto.
El asentamiento de Peña de Tajuanas es un conjunto fortificado de pequeñas casas con varias paredes. El sitio de Ánimas Altas es el asentamiento más grande de la cultura Paracas. Está compuesto por plazas, viviendas, talleres de artesanía, depósitos y tumbas pertenecientes a Paracas Cavernas. Al extremo se ubica una plataforma en forma de «U» con diseños de felinos en la pared que hacen recordar a la iconografía Chavín.
Las principales aldeas se ubican en el valle de Chincha, que es el valle más fértil del territorio habitado por los Paracas. En esta región hay dos grandes complejos que llaman la atención por su tamaño: el complejo Soto (que mide más de 1.000 metros de largo), y el complejo San Pablo (que supera los 1.300 metros de largo). Ambos complejos fueron hechos con adobes pequeños elaborados a mano. Estan por partes