Respuestas

2013-08-15T02:57:28+02:00
La educación secundaria tiene, como nivel educativo obligatorio, características distintivas y demandas pedagógicas propias, que constituyen un desafío profesional para todos los profesores de este nivel, independientemente de la disciplina en cuya enseñanza se especializan. Por esta razón, el Plan de Estudios para la Licenciatura en Educación Secundaria señala, como un propósito principal para la formación inicial de los futuros profesores, contribuir al desarrollo de su capacidad para comprender los procesos de desenvolvimiento de las y los adolescentes mexicanos, y la relación entre esos procesos y la experiencia en la escuela secundaria. A través del conjunto de cursos que se estudian durante los cinco primeros semestres de la Licenciatura, los estudiantes normalistas adquirirán un conocimiento sólido acerca de las intensas transformaciones en la adolescencia y la profunda influencia que esos cambios ejercen sobre los intereses y las prioridades vitales de los alumnos de educación secundaria. En el primer curso de esta asignatura se estudiaron los aspectos generales de la adolescencia, partiendo de una reflexión sobre el carácter histórico y el concepto de este fenómeno, en relación con los cambios sociales y culturales que en el último siglo han hecho posible una transición crecientemente prolongada entre el final de la infancia y la plena incorporación a la vida social activa. Asimismo, se revisaron los aspectos generales de cambios en los ámbitos biológicos, de la constitución de la identidad personal y en el cognitivo, resaltando su carácter integral como uno de los criterios básicos para lograr una comprensión correcta de los cambios que se dan en este periodo. El curso Desarrollo de los Adolescentes II. Crecimiento y Sexualidad está enfocado al estudio de los procesos del crecimiento corporal y del desarrollo de los órganos y las funciones sexuales como procesos interrelacionados. Aunque el tratamiento del tema es fundamentalmente biológico, se analizan los efectos que estos cambios ejercen sobre la autopercepción de los adolescentes y sobre las formas más comunes de manejo personal y familiar de las transformaciones que están experimentando.