Respuestas

2013-08-11T23:42:40+02:00
¿Qué debía hacer la plebe en estas condiciones? No podía mirar con indiferencia su progresivo aniquilamiento económico, que amenazaba convertirla en un pueblo impotente de esclavos. Esto parecía tanto más intolerable cuanto que cada uno de esa multitud presentía vagamente que la subordinación de una fracción tan numerosa del pueblo al pequeño grupo de nobles no podía ser de larga duración ni en el terreno económico ni el político. Pero, ¿cómo quebrantar el predominio de la nobleza? Sólo con la misma arma, por medio de la cual, a pesar de ser minoría, conservaba aquel poder. Lo que hacía fuerte a la nobleza era su firme solidaridad, su compacta unidad, por la cual, consciente de su posición de clase, defendía tenazmente sus intereses y privilegios. La plebe romana, para salir de su situación angustiosa, tenía, pues, que emplear el mismo medio que aun hoy viene generalmente utilizándose cuando un grupo o una clase, que se siente económicamente perjudicada, quiere emprender una lucha victoriosa para el mejoramiento de sus condiciones: la organización. Hasta que la plebe lograra unirse en un bloque consciente y disciplinado frente a la nobleza, estaba irreparablemente a merced de ésta. El pequeño agricultor arruinado, no pudiendo contar con otra ayuda, tenía que acudir en demanda de socorro al vecino patricio, y en su estrechez mental quedábale agradecido, si le proporcionaba anticipos, medios de sustento, etc., lo que, como hemos visto, acababa por determinar la destrucción de su existencia económica y civil, tornándolo en siervo de la gleba y hasta en esclavo.

Empero, mucho más favorable se volvía la situación para los plebeyos, si estaban en condición de oponerse como clase compacta a la otra, la de los patricios. La desgracia de un plebeyo no aparecía entonces como insignificante suceso cotidiano, sino que era considerado como hecho característico de la situación de su clase. Y no sólo esto: alguna que otra vez podía ocurrir que la situación apremiante fuera aliviada por la ayuda de compañeros de clase mejor acomodados, como refiere la historia, semilegendaria, de Espurio Melio . Cada existencia destruida sería anotada en el libro de los delitos perpetrados por la nobleza y, cuanto más aumentara su cifra, tanto más los compañeros de clase, amenazados por la misma suerte, se unirían en falange cerrada, acercando así el día de la liberación. Se iba así incubando la gran tempestad, la que habría de derribar desde sus cimientos todo el dominio de la nobleza.