Respuestas

2013-08-10T01:32:31+02:00
Parece  paradójico que se hable de la búsqueda de reconocimiento de un oficio que según todos los tratados posee un gran poder y que podría por tanto haber conseguido su meta gremial hace muchos años. Aquí surge finalmente la cuestión de la contradicción entre el editor-empresario y el periodista propiamente dicho. El propietario, sea periodista o no (muchas veces se da el caso) tiene intereses distintos del periodista trabajador.
La dramática comprobación de esta realidad fue lo que condujo a los periodistas a distinguirse gremialmente. Y decimos "dramática" porque aquel poder de la prensa fue con frecuencia utilizado para bloquear los reclamos de índole laboral de los periodistas, de aquellos de la segunda línea.
Es una batalla poco conocida la de los periodistas para lograr el reconocimiento pleno del que hablábamos arriba. Menos espectacular por ejemplo que la de las famosas "sufragistas" de principios de siglo, o siempre opacada por noticias más importantes pero sobre todo, sistemáticamente silenciada por los propietarios editores.El gran periodista y crítico norteamericano George Seldes escribió que "La vaca sagrada más sagrada de la prensa... es la prensa misma" ilustrando así cómo la prensa se niega sistemáticamente a autoexaminarse críticamente, incluyendo la problemática de los periodistas.
La frase de Seldes calza en la gran prensa peruana pues se constata que el gran movimiento gremial de los periodistas no ha merecido cobertura salvo cuando hubo unanimidad en lo relativo a la libertad de prensa.
Este silencio periodístico ha provocado dificultades para armar el gran rompecabezas que es la historia del gremio. Los periodistas son además poco amigos de escribir sobre ellos mismos, salvo en lo referente a anécdotas; se puede encontrar por ejemplo muchas historias divertidas acerca de los cambios en el periodismo en los años 50 (La Prensa, Ultima Hora, La Crónica) pero es imposible hallar alguna que relate la situación económica y social de los protagonistas del gran cambio de aquellos años.Pero los esfuerzos de los periodistas por agruparse en "Círculos", "Asociaciones", "Federaciones", nos hablan mejor de sus reclamos. Una revisión de las exigencias planteadas en los "Estatutos" o "Declaraciones de Principio" expresaron en su momento las angustias de profesionales que se sentían desprotegidos y en desventaja frente a otros oficios que habían logrado ya reconocimiento formal.Es pues una historia compleja y difícil de sistematizar para contarla adecuadamente. Por tanto advertimos que este trabajo es sólo un esfuerzo de referencia para aquellos que decidan acercarse más a algunos aspectos o etapas de la historia del gremio más allá de historias románticas o líricas declaraciones cada 1ro. de Octubre, en el "Día del Periodista".
Para ese acercamiento recogemos una propuesta de examen de la profesión, una metodología que elaboró la Organización Internacional de Periodistas y que podría servir para un trabajo intitulado "periodistas, hoy" (Vassilev, p. 16).Estos serían los temas a investigar para obtener un perfil cabal de los periodistas peruanos:1.- Sistemas de remuneración;2.- Sistema de renuncia, despidos, revocación de contratos;3.- Duración de las jornadas de trabajo, descanso semanal, vacaciones anuales, permisos de otro tipo;4.- Sistema de privilegios y ventajas;5.- Sistemas de protección de la salud, con orientación hacia los problemas de enfermedades de los periodistas, asistencia médica, edades promedio, etc.;6.- Sistema de seguridad social: a) riesgos profesionales (accidentes de trabajo, enfermedades profesionales); b) riesgos fisiológicos ( enfermedad, maternidad, vejez, muerte); c) riesgos de la familia, hijos;7.- Sistemas de nivelación profesional en relación a las novedades de la tecnología (informática, etc.);8.- Sistema de vigilancia de condiciones morales favorables para el trabajo del periodista;9.- Sistema de defensa jurídica;10.- Sistema para asegurar nivel adecuado de viviendas y de calidad de vida de los periodistas;11.- Definición y contenido del término "periodista profesional";12.- Situación de las organizaciones periodísticas.
Podrían añadirse quizá algunos aspectos mas para lograr una verdadera radiografía de la profesión. Como se verá, nuestro trabajo se ha restringido al último item, con énfasis en la historia. Nos parece que así por lo menos abriremos el camino para investigadores que, repetimos, deseen acercarse más al conocimiento y realidad de este oficio.La prensa diaria viene sufriendo, sabemos todos, una severa crisis de lectoría y no solo en el Perú. Los empresarios de medios impresos están tratando de salvar sus negocios extendiendo sus inversiones hacia los llamados Grupos o Conglomerados. Pero el peor dato es que está perdiendo influencia.
¿Qué ha pasado con los periódicos, que antaño recogían la opinión pública y eran capaces de abatir con un solo editorial a un ministro o a todo un Gobierno?
Parte de la respuesta está en el público mismo como vemos en esta encuesta, donde solo un escaso y dramático 4% considera a la prensa diaria como la más influyente, dejando ese rol para la televisión, aun cuando no le concedan confianza. Porque solo un 2% por ciento considera muy bueno el contenido noticioso televisivo.
Sorprende también que Internet, novísimo soporte de información que pese a su rápida expansión todavía no llega a los niveles de democratización de la prensa diaria, alcanza un mayor nivel de influencia con un apabullante 11%.
consecuencia, de lectura. Pero solo un 1% por ciento le concede a la prensa rol de mayor influencia.