Respuestas

2013-08-07T16:05:36+02:00
Vemos que este poema es, ante todo, una metáfora del lenguaje, que se paradigmatiza en “palabras”, “sermón”, “frases” y “nombres”. Las cuatro primeras estrofas comienzan por un verso que hace referencia al lenguaje, a la creación por la palabra. En la primera estrofa el signo clave es palabra, repetido anafóricamente en los tres versos subsiguientes.

Son fundamentales las tres primeras imágenes:

1. Palabras para despertar muertos.

2. Palabras para hacer un fuego.

3. Palabras para poder sentarnos y sonreír.

En “Palabras para despertar muertos” está explícita una primera idea: la resurrección por la palabra. Es la tradición religiosa del concepto judeo-cristiano. Y retoma también el tiempo de la creación, en un canto paralelo, ya que despertar muertos es también la reconstitución de la historia, es la memoria. Tanto la memoria cuanto la historia, así como la poesía, son discursos que se reconstituyen por la palabra; en el caso historia/memoria, apunta hacia el pasado.

Luego de esos dos niveles de omnipotencia: la palabra como fuerza todopoderosa de animación, tenemos la palabra a nivel cotidiano, “Palabras donde poder sentarnos y sonreír”. Es decir: la comunicación, el diálogo. Esta estrofa ya es el inicio de la paradigmatización del universo, con sus variantes, manifestaciones todas de la forma del mundo.

La idea de Pizarnik es la del mundo como signo. Los objetos existen en la medida en que son nombrados; el mundo cobra existencia en la medida en que el signo lo mediatiza. Alejandra Pizarnik comparte con Juarroz la idea de que “En el principio fue el verbo”.19 Si “nombrar es crear”20 como asegura Marcel Granet, el poeta existe como creador del mundo, verso por verso, palabra por palabra. Y así como el fuego en la primera estrofa, Pizarnik elige otra vez signos elementales para configurar el universo: pájaro y mar, aire y agua. Tenemos así los tres elementos de aire, fuego y agua. El cuarto elemento, la tierra, está sólo dado en el título y en forma implícita. “Cenizas”, ya está contenido en el fuego, tomado con su valor negativo, y también en los muertos. Aparece la palabra integrada en el discurso religioso, la palabra como sermón, con su connotación religiosa explícita, que se repetirá en la tercera y cuarta estrofas. Existe también una correspondencia semántica entre las dos estrofas. Los elementos básicos están dados en los primeros versos