Respuestas

2013-08-06T01:30:18+02:00

 Opinión de: Ismael Herrera Nieto
En nuestro país así como en muchas otras partes del mundo, los niños indígenas constituyen uno de los grupos más desprotegidos y sus derechos fundamentales no son respetados (el derecho a la sobrevivencia y al desarrollo, al mayor nivel posible de salud, a una educación que respete su identidad cultural, y a la protección contra los abusos, la violencia y la explotación).
 Los niños desde edades muy tempranas acompañan a sus padres al trabajo dejando a un lado la asistencia en las aulas escolares, la educación pasa a segundo término ante la necesidad de trabajar  para poder comer, y los niños que tienen la posibilidad de asistir a la escuela se enfrenta ante obstáculos para poder llegar al aula, teniendo que caminar horas por caminos inapropiados , atravesar ríos, etc, sin zapatos, mal alimentados,  con ropa escasa, sin protección ante los cambios climáticos.   No es aceptable  que después de pasar tantos contratiempos estos niñitos lleguen a sus escuelas y encuentren una escuela en condiciones deplorables en las que en la mayoría carecen de agua potable, servicios sanitarios, servicios complementarios de salud y, por si fuera poco, la falta de material didáctico. No es posible que exista en este país tanta marginación a los niños indígenas quienes en resumen reciben menor calidad en su educación.  La falta de recursos y apoyos para el campo, para la salud, para la educación, en resumen para un bienestar social hace que las familias indígenas emigren a las grandes ciudades y otros  hacia estados unidos en busca de una mejor calidad de vida y no es posible atender estas demandas educativas de estas poblaciones en las grandes ciudades, teniendo como uno de los graves problemas " El acceso a la educación de los niños indígenas", esto debido a los niveles de pobreza en los que viven, la insuficiencia de la oferta pública de educación en las colonias populares, y la incapacidad del sistema para retener oportunamente a la población escolar.  La Construcción un país justo no es posible sin la inclusión plena de las comunidades indígenas. Construir una cultura para la paz no es posible en medio de la cínica discriminación y racismo que ejercemos contra los indígenas; construir un país para la tolerancia y la equidad no es posible en medio de la descarnada pobreza y miseria en que viven los más de 9 millones de indígenas en nuestro país.  Debemos de trabajar en conjunto gobierno y sociedad para que todos los niños sean indígenas o no se respeten y  sean considerados por igual, buscando una educación equitativa, una educación de calidad donde no quepa la discriminación, rescatando los valores que nos identifican como nación.