Respuestas

2012-04-30T00:35:41+02:00

Un tubo de rayos catódicos consiste esencialmente en un cañón de electrones capaz de generar un delgado haz electrónico, un sistema deflector y una pantalla recubierta por una fina capa de una sustancia luminiscente. El sistema deflector puede ser de naturaleza electrostática o electromagnética y consta, en cualquier caso, de dos pares de placas deflectoras, un par para efectuar una deflexión en sentido vertical y el otro par para llevar a cabo una deflexión en sentido horizontal. De este modo, el sistema deflector combinado puede dirigir el haz hacia cualquier punto de la pantalla e incluso, lo que es frecuente, llevar a cabo un barrido periódico de toda la superficie de la misma. Los tubos de rayos catódicos, además de emplearse como osciloscopios, constituyen la base de los aparatos receptores de televisión.

2012-04-30T00:38:29+02:00

Los rayos catódicos son corrientes de electrones observados en tubos de vacío, es decir los tubos de cristal que se equipan por lo menos con dos electrodos, un cátodo (electrodo negativo) y un ánodo (electrodo positivo) en una configuración conocida como diodo. Cuando se calienta el cátodo, emite una cierta radiación que viaja hacia el ánodo. Si las paredes internas de vidrio detrás del ánodo están cubiertas con un material fosforescente, brillan intensamente. Una capa de metal colocada entre los electrodos proyecta una sombra en la capa fosforescente. Esto significa que la causa de la emisión de luz son los rayos emitidos por el cátodo al golpear la capa fosforescente. Los rayos viajan hacia el ánodo en línea recta, y continúan más allá de él durante una cierta distancia