Respuestas

2013-08-01T03:08:33+02:00
Las Ciencias Sociales constituyen un conjunto de disciplinas científicas o campos de saber que se ocupan del estudio de distintos aspectos de los seres humanos en sociedad, tanto en sus manifestaciones materiales como en aquellas inmateriales. En este sentido, su estudio como asignatura del Bachillerato General Unificado (BGU) se plantea desde una concepción y un abordaje amplios, situados y contextualizados en el tiempo, para comprender la incidencia de los procesos de transformación histórica en la actualidad a nivel mundial, regional, nacional y local.Como estrategia pedagógica y epistemológica para propiciar su estudio a nivel de Bachillerato, se ha elegido la utilización de la Historia como saber clave: la perspectiva histórica como hilo conductor del conocimiento, para aproximar al estudiantado a un saber más complejo de las sociedades humanas en el tiempo ypara promover, así, el diálogo entre culturas, y entre el pasado y el presente, actividad imprescindible para una formación fundamentada que les permita a los jóvenes ecuatorianos situarse conscientemente en la realidad en la que viven. La Historia, además, es una disciplina que se interrelaciona con otras y de esa manera su saber permite comprender de forma integral los fenómenos sociales que han ido construyendo la cultura e identidad nacional y su relación con el contexto internacional. Para favorecer en el estudiantado un enfoque histórico, es fundamental destacar la importancia del desarrollo de la indagación, el análisis desde varias perspectivas y la reflexión, antes que hacer énfasis únicamente en la cobertura de contenidos.El estudio de la Historia y Ciencias Sociales como asignatura del currículo del Bachillerato resulta importante, entonces, por cuatro razones fundamentales:a. Proporciona una visión amplia que parte de la realidad social e histórica, y que favorece un conocimiento significativo y complejo de los procesos que rigen el funcionamiento de sociedades pasadas y contemporáneas a nivel mundial, regional, nacional y local. b. Promueve la capacidad de interpretar y analizar la realidad diversa que nos rodea, y fomenta, a través de ello, el respeto a formas distintas de pensamiento, cosmovisión y saber. Este tipo de conocimiento favorece en el estudiantado tanto la capacidad comunicativa y de diálogo como la capacidad 4de enfrentar los fundamentalismos en un mundo contemporáneo caracterizado por la heterogeneidad y convivencia de culturas diversas. c. Ofrece herramientas útiles para el estudiantado al momento de “pensar analíticamente, globalmente, emocionalmente, procesualmente y procedimentalmente” (Von Garnier, 2008), enfatizando la necesidad “del manejo de informaciones cruzadas, de desplazamientos horizontales de un campo a otro del conocimiento, de conocimientos que van de lo particular a lo general y viceversa” (González, 1999) y que superen la inmediatez. Saber usar adecuadamente estas herramientas constituye una necesidad en el siglo XXI, porque el desarrollo tecnológico y de las comunicaciones despliega a cada instante distintos tipos de información que llega en forma inmediata a los usuarios de diversas partes del mundo y es importante tener criterio para procesarla.d. Propicia la comprensión real de la interacción social, económica, política y cultural del mundo, mediante la aplicación de estrategias de indagación, análisis y síntesis que fomentan en el estudiantado actitudes críticas y creativas para plantear soluciones a problemas y conflictos actuales.La aplicación práctica de los postulados hasta aquí mencionados se realiza con un enfoque crítico constructivista en el cual se proponen procesos de abstracción y reflexión más profundos y complejos que guían a los y las estudiantes a ser protagonistas activos de su aprendizaje.Los contenidos de la asignatura de Historia y Ciencias Sociales para el BGU enfatizan una aproximación procesual que le proporcionará al estudiantado unavisión más profunda y global de la construcción histórica de la realidad nacional, regional e internacional, rompiendo así con el etnocentrismo y reduccionismo con el que se suelen concebir los hechos y acontecimientos en la historia. Es por ello que el análisis y la interpretación de los procesos históricos se realizan en permanente contraste entre los acontecimientos pasados y presentes de los ámbitos nacionales, americanos y mundiales. Además, el programa de la asignatura se ha diseñado buscando la claridad y coherencia temática y pedagógica para que estos elementos puedan ser implementados durante cada uno de los dos años en que se la imparte. Con tal planteamiento se busca complementar y ampliar la formación recibida por el estudiantado en la Educación General Básica (EGB), y se 5ofrece una perspectiva más profunda y compleja sobre los acontecimientos mundiales (en el primer año de Bachillerato) y sobre los acontecimientos nacionales (en el segundo año), a través del análisis de los elementos claves que configuran los hechos, los procesos, las estructuras y los actores sociales más relevantes de las diferentes etapas históricas. De esta manera, el estudiantado, guiado y acompañado por el docente, será capaz de realizar análisis