Respuestas

2013-07-30T01:21:00+02:00
  TEODORO WOLF BAUR
SABIO.- Nació en Bartolomé Rauhe Alb, parte del Jura alemán, en el entonces Principado soberano de Wurtemberg, el 13 de Enero de 1.841. Hijo legitimo de Franz Joseph Wolf Brussie, maestro de escuela católico y de Mariana Baur Grimminger. Muy joven aprendió a leer y a escribir con su padre y en 1.854 viajó a Gnund, Suabia, para ingresar al Convictorio gratuito de Ehigen, muy cerca de Rottweil, a tiempo que era clausurado. En tales circunstancias un amigo le prestó el libro "Los Jesuitas en el Paraguay" y le convenció para que ingresara como novicio a la Compañía de Jesús, iniciándose en la Casa que estos tenían en Gomeim, cerca de Sigmaringen, Prusia, el 11 de Octubre de 1.857, donde permaneció dos años estudiando Humanidades. Después siguió Retórica y Filosofía en los Colegios de Friedrichsburg y Aquisgran.

En 1.860 preparó su primer herbario que terminaría en Munster. El 61 regresó al Colegio Aachen en Aquisgran, donde le confiaron el cuidado de las Colecciones de Botánica, Zoología y Mineralogía. El 62 viajó a Bonn y se matriculó en esa Universidad, siguiendo Física y otras materias diversas. El 64 enseñó Historia Natural en el Colegio María Lasch de los Jesuitas en Eifel y al mismo tiempo estudiaba Filosofía, luego fue Prefecto del Museo de las Ciencias y del Jardín Botánico y estudió Teología. El 68 publicó su "Naturaleza de las Orquídeas" y pidió que lo enviaran a dirigir el Observatorio Astronómico en Bombay, pero a tiempo llegó la invitación formulada por el presidente García Moreno para que los padres de la Compañías se hicieran cargo de la Escuela Politécnica que pensaba fundar en Quito y optó por el Ecuador, no sin antes ordenarse ser asignado a la Provincia jesuita de Castilla, a la que se pertenecía Quito.

Durante el trayecto en un barco francés en compañías de dos Jesuitas más estudió español. El 1 de Octubre de 1.870 inició sus clases de Mineralogía, Geología, Minería e Idiomas y con el padre Menten escribió una "Aclaración que se pidió por el señor Gobernador Pablo Bustamante" en 330 pags. descripción completa del sistema pedagógico traído al país por los Jesuitas alemanes, totalmente nuevo en el país. Desde entonces le comenzaron a llamar el sabio Wolf, apelativo con el que ha pasado a la historia ecuatoriana.

El 71 publicó en el periódico "El Nacional" un total de veinticinco artículos científicos sobre la tierra y el hombre, la ciencia Geológica, volcanismo, volcanes, terremotos, etc. materias de otras tantas conferencias dictadas en la Politécnica. Estas publicaciones tenían como objeto salir del grupo de eruditos y futuros profesionales y llegar al grueso público con noticias muy concretas sobre los adelantos de la ciencia europea hasta ese entonces.
Mientras tanto dedicaba su tiempo libre a viajar sin descanso. Realizó excavaciones en la quebrada de Chalang cerca de Punin y envió al Museo de Quito dos cajones con restos de animales del cuaternario, un mastodonte, un venado y un armadillo extinguidos. Durante una expedición a las minas de plata de Oyacachi contrajo la disenteria amebiana con intensas molestias que perjudicaron su carácter tornándole irascible. El 72 editó "Viajes por Manabi" que también tradujo al alemán. La obra es muy rara y da numerosos detalles de interés científico sobre la provincia. También tradujo al español la "Tabla para determinar los minerales mediante sencillos ensayos químicos por la vía húmeda y seca" de Franz von Kobell, que al salir publicada en los talleres de la Imprenta Nacional alcanzó tal éxito que al año siguiente apareció una segunda edición. El 73 escribió "Crónica de los fenómenos volcánicos y temblores en el Ecuador" utilizando la cronología histórica de Pablo Herrera, que se reeditará en los Anales de la Universidad Central entre 1.903 y el 5, cuando Wolf ya no vivía entre nosotros. El 74 dio a la publicidad "Relación de un viaje geognóstico por la Provincia del Guayas", incursionando en la paleontología con los fósiles del Paleolítico que habían sido clasificados erróneamente en la colonia como restos de pobladores gigantes muy antiguos. También recogió muestras del petróleo de Santa Elena que hizo analizar del padre Luis Dressel en Quito y presentó un Informe sobre las salinas del Morro y Santa Elena, entregado al Ministerio de Hacienda para que fuere incluido en el Informe General de Labores de 1.874 y con García Moreno programó - para ambos - un viaje científico a las islas Galápagos, a fin de comprobar las teorías de Charles Darwin sobre la evolución de las especies. Entonces ocurrió que por exponer esas teorías, hasta entonces no escuchadas en público en el Ecuador, empezó a hacerse un ambiente social desfavorable en la propia comunidad Jesuita, formada en su mayoría por sacerdotes españoles que no dudaban del creacionismo bíblico y fue denunciado ante el Arzobispo José Ignacio Checa y Barba, como panegirista de doctrinas anticatólicas y disolventes. El prelado comisionó a los Canónicos Leopoldo Freile y Nicolas Tobar para que escucharan sus clases. Esa tarde, Wolf notó que los Canónigos permanecían semiescondidos detrás de las puertas de acceso a su salón de clases, detuvo su exposición y les gritó "Señores, si Uds. vienen como discípulos entren y no se queden afuera, o si quieren discutir conmigo sobre las doctrinas científicas que expongo en estas conferencias, también estoy listo para ello, pero no aquí sino en mi cuarto, que Uds. conocen perfectamente".