Respuestas

2013-07-17T02:26:57+02:00
Juan Bautista Rivarola Matto (1933-1991) nació y murió en Asunción. Hermano menor de José María. Como muchos otros de su generación, tuvo que abandonar el país obligado por las condiciones políticas adversas. También como muchos otros se marchó a la Argentina y ejerció allí cuanto oficio estuvo a su alcance. En la Universidad de Buenos Aires se matriculó en las facultades de Derecho y de Filosofía y Letras, pero no culminó ninguna de las carreras. Frecuentaba sin regularidad los círculos intelectuales; no obstante, le sirvieron para hacer amistades provechosas y útiles para su formación en los dominios en que se interesaba. Los emigrados paraguayos, a su vez, le proporcionaron experiencias de vida y ayuda moral en las difíciles circunstancias que necesariamente tuvo que enfrentar. En ese tiempo se inició en la ajetreada actividad de la militancia política, el periodismo y la literatura.Pero no sólo este tipo de actividades tuvo que realizar. Durante bastante tiempo se vio obligado a trabajar en obrajes y yerbales del Alto Paraná y a conducir jangadas bajando por el río hasta Rosario, en la provincia de Santa Fe.Premioso y algo alucinado por el triunfo de Fidel Castro en Cuba, participó del movimiento guerrillero de finales de los 50 y comienzos de los 60. La frustración de la aventura armada, si bien afectó sus expectativas de un pronto cambio político en su país, alentó su inclinación a la escritura creativa, pero no debilitó su pasión por la acción política, dirigida contra el régimen autoritario de Alfredo Stroessner. Viajó en numerosas oportunidades por países europeos observando la vida de los partidos de izquierda, el movimiento obrero, la vida cotidiana de las masas de inmigrantes y el mundo cultural. Escribió crónicas, notas y ensayos sobre estas experiencias, ninguna de las cuales le fue indiferente para el enriquecimiento de su percepción de la realidad histórica y moral.En 1979 decidió cancelar su extrañamiento y volvió al país. El periodismo y la creación literaria ocuparon sus afanes, que fueron ricamente productivos. Columnista y editorialista de varios diarios asuncenos, desplegó agudeza y cáustica mordacidad en sus escritos políticos aparecidos en el semanario El Pueblo, del que fue director.En 1980, junto con Álvaro Ayala, fundó la editorial NAPA, sigla de Narrativa Paraguaya, emulando una experiencia similar realizada en el Perú, con el fin de popularizar los libros de los autores paraguayos.Antes de cerrar, a los cuatro años de actividad, NAPA entregó a la cultura paraguaya cuarenta y dos títulos, los que hicieron visible al lector local la existencia de una narrativa en crecimiento originada en el país.Si bien el autor publicó su primera novela en Buenos Aires en 1970, es a partir de la segunda mitad de los 80 cuando lanzó una sucesión de textos que ficcionalizan la materia histórica y social paraguaya. Estos son:·         SAN LAMUERTE (1986),·         DIAGONAL DE SANGRE (1986),·         EL SANTO DE GUATAMBÚ (1988),