Respuestas

2013-07-10T14:04:10+02:00
El hielo tiene una fina capa de agua líquida sobre su superficie. La sal que hemos añadido se disuelve en ese agua y forma una disolución saturada, es decir, el agua ha admitido toda la sal que es capaz de disolver.

En ese momento se desencadena el curioso efecto. "La disolución tiende a diluirse (a aumentar la cantidad de agua) y el hielo a enfriarse", explica Díaz-Escalera. Para conseguir agua el sistema funde hielo. Para conseguirlo necesita calor, que extrae de la misma disolución de sal que quiere diluir, que llega a alcanzar los -9 ºC.