Respuestas

2013-07-01T08:58:37+02:00
Juan Sin Tierra, sucesor del famoso rey Ricardo, Corazón de León, era detestado por los barones ingleses a los que había obligado a pagarle muchas multas e impuestos; pero cuando Juan fue derrotado en el desastre de Bouvines, en Francia, viéndole vencido se pusieron de acuerdo para obligarle a cambiar de conducta. El arzobispo de Canterbury, Langton, les mostró una vieja carta en que el rey, Enrique I - que era francés - prometía observar las costumbres de los ingleses. Decidieron redactar también una carta en que quedaran consignados lo derechos de los ingleses, y que obligaba al rey a que jurase respetarla en lo sucesivo. Los barones juraron que, si se negaba, le harían la guerra hasta que cediese (1214).
Juan volvió a Inglaterra con una banda de soldados de oficio, jinetes, infantes brabantinos y ballesteros (1215). Los barones se armaron y se reunieron, y el arzobispo asumiendo la representación del grupo, presentó a rey una larga lista con sus peticiones. Juan, se negó en un principio. Entonces los barones atacaron sus castillos, enviaron cartas a todos los caballeros de Inglaterra y se pusieron de acuerdo con los habitantes de Londres. Juan, habiendo perdido casi todos sus partidarios, resolvió ceder. Dio cita a los barones en una pradera cerca de Windsor y puso su sello en la Carta presentada por los barones.Fruto de esa unión fue Enrique II (1154-89), que le disputó el Trono de Inglaterra al usurpador y último rey normando, Esteban de Blois, consiguiendo que éste le designara su heredero. Su matrimonio con Leonor de Aquitania proporcionó a la dinastía amplios dominios en el continente europeo, que serían posteriormente objeto de una larga disputa con la monarquía francesa durante la Guerra de los Cien Años (1337-1453). Le sucedieron sus hijos, Ricardo I,Corazón de León (1189-99) y Juan sin Tierra (1199-1216).Durante el reinado de Enrique III (1216-72) continuó el debilitamiento de la autoridad real, con la sublevación de los barones encabezados por Simon de Monfort. Como resultado, el rey se vio obligado a aceptar la implantación de un Parlamento feudal en el que estaría representada la nobleza, embrión del posterior sistema de monarquía parlamentaria. Le sucedió su hijo Eduardo I (1272-1307), que completó la conquista de Gales. Para financiar las guerras contra galeses, escoceses y franceses se vio obligado a hacer nuevas concesiones al poder del Parlamento.