Respuestas

2013-06-26T20:23:18+02:00
1. Visión general. No es fácil precisar qué sea exactamente la e. física. Hay quienes la han considerado preparación para el deporte. Es bastante cierta la afirmación de que generalmente no puede ser buen deportista quien antes no haya sido objeto de una buena e. física. Ésta es al deporte como las primeras letras son a los estudios superiores (Zauli). No es nexacta esta idea; pero limitar a ello sólo la e. física equivale a hacerla coincidir con preparación física y, aun dentro de ésta, con el específico menester de preparar para el deporte. Incluso la simple preparación física es más amplia; puede serlo para uno u otro tipo de trabajo, para cualquier esfuerzo específico (V. DEPORTES).
      
      La e. física no es educar el organismo humano, o el aparato locomotor; estas partes del ser humano no son propiamente objeto de e.; pueden serlo, en alguna manera, de adiestramiento. El aspecto o área educativa física, llamada e. física, sería el arte, ciencia, conjunto de métodos o técnicas de ayudar al individuo al desarrollo de sus facultades personales para el diálogo con la vida y cumplimiento de su propio fin, con especial atención (o dedicación a sus capacidades físicas. El adjetivo que completa la expresión e. física indica el aspecto de la e. en general que llega al individuo atendiendo primariamente a su constitución física, destreza, armonía de movimientos, agilidad, vigor, resistencia, capacidad de respuesta, cte.; un sistema educativo donde cuenta sobre todo el hombre en movimiento y, consecuentemente, el hombre en especial actitud espiritual. No es un aprendizaje de- movimientos, como han sostenido algunas escuelas embarrancadas a niveles atomísticos, sino, repitamos, una educación del hombre sistematizada a partir de una atención a su propia condición física, generalmente detectada en movimiento y apta para el movimiento.
      
      Si educar es, en alguna manera, ayudar al diálogo con la vida, es conveniente recordar que toda iniciación al contacto con la vida es sensorial, y todo hecho sensorial viene condicionado por las coordenadas espacio-tiempo. Estas dos entidades o «categorías» imponen al hombre en su comunicación un importante condiciona miento. Antes de que el hombre pueda relacionarse conceptualmente con sus semejantes, dialoga ya con éstos y con el resto del mundo por gestos, de tal forma que una importante serie de hábitos, invitaciones, espontaneidades y respuestas ha conformado elementalmente su personalidad. Aparecido y evolucionado el lenguaje conceptual, cimera expresión humana, subsiste el nivel del gesto físico como importante campo captador de noticias exteriores y emisor de vivencias interiores. A partir de este fundamental nivel antropológico hay que colocar la e. física en su verdadero y completo sentido. Tiene ella mucho que ver con la e. sensorial, perceptiva, motriz, con el aprendizaje propioceptivo y exteroceptivo, con la noticia espacial, con la respuesta personal a la iniciación espacial, con la organización temporal, rítmica, de la propia persona.
      
      La música, la danza, la expresión canora, y, en nivel humano colectivo, el folklore, cte., deben ser tenidos en cuenta, dado su carácter de espontánea expresión física humana, en toda seria estructuración de la e. física, y, sin pretender absorberlos, integrarlos armónicamente en su amplio cometido.
      
      
      
      La escuela alemana puede considerarse fundada por Ludwig fahn, que en 1810 construyó en Berlín el primer Turnhalle. Sus objetivos eran patrióticos y militaristas, concretados en el deseo de crear una juventud fuerte que pudiese defender a la nación. El enfoque de sus ejercicios es de intenso adiestramiento y grandes dificultades y constituye el origen de la moderna gimnasia deportiva olímpica. Después de Jahn aparece otro gran impulsor de la gimnasia, pero más bien en la línea pedagógica de GutsMuths, que fue A. Spiess. Discípulos de Jahn más destacados fueron Eiselen y Lion, mientras que del enfoque educativo de Spiess hicieron escuela Maul, Wassmandorff, etc. En 1813 P. H. Ling fundó en Estocolmo el Real Inst. Central de Gimnástica. Estuvo inspirado en la línea del alemán Guts-Muths y en las realizaciones del danés Nachtegal. El enfoque de sus ejercicios es higiénico y correctivo y dio origen a la famosa gimnasia sueca que tuvo como principales continuadores a su hijo H. Hjalmar Ling y, posteriormente a Tórngrer, Norlander, Balck, etc.