Respuestas

2013-06-25T03:28:43+02:00
Nos referimos a las ciencias en el sentido de sistemas dinámicos, esto es históricos, de enunciados probados metódicamente y orientados asintóticamente (verosimilitud) hacia la verdad acerca del universo (todo lo que hay, en especial, la realidad). Nos circunscribimos fundamentalmente a las ciencias empíricas naturales, en especial, la física. Sin embargo, implicamos a la lógica y a las matemáticas, en cuanto pensamos que el predicado “empírico” no significa sólo experiencia sensible.La física moderna comprende el mundo como totalidad de fenómenos. Ya no trabaja primariamente con entes, aunque no corta totalmente el vínculo con estos y ésa es la cuota de realismo en el discurso de la física: epur si muove. A su vez, el fenómeno, es decir, aquello que aparece al observador científico mediante sus sentidos y/o sus sensores, se recorta en objetos. ¿Y qué es un objeto?: “j’appelle object ce dont on peut construire des modèles abstraits, manipulables selon des règles explicites, et coordonnables à des épreuves spécifiquement définies et codifiées» (Granger 2003,181). Es así como en la historia de las ciencias han aparecido los objetos matemáticos, astronómicos y mecánicos hasta los novísimos objetos llamados cuerdas, definidas “como objetos unidimensionales finos y extensos”, los que “pueden existir en varios modos de vibración, y cada modo aparece en el laboratorio como un tipo diferente de partícula.” (Weinberg 2003, 83)Nos interesa examinar los límites de las ciencias empíricas retomando la distinción kantiana de laCrítica de la razón pura entre confines (límites a priori, Grenzen) y cotos, barreras (límites empíricos, Schranken). (Radnitzki 1978)Consideramos ambos tipos de límites en su acepción estructural y no normativa, porque distinguimos los límites estructurales de los límites normativos o éticos, los que son objeto de la ética de las ciencias. El arco de acciones que va desde el noli me tangere de la naturaleza sagrada o mítica hasta la devastación de la naturaleza denunciada por la ecología ética es normable y presupone límites éticos. Sin embargo, nos limitamos a los límites estructurales. Por otra parte, consideramos ambos límites en su acepción gnoseológica y no ontológica, esto es, en cuanto tienen que ver con el modo de conocer y no con el modo de ser. Nos proponemos una investigación trascendental, pues ésta se pregunta por el modo de conocer, en cuanto limitado a priori. Entonces llamamos confines a los límites estructurales, cognitivos y a priori ? Estos límites han sido ocultados por el cientificismo positivista. Este ha concebido a las ciencias como un proyecto infinito. Es así que nos preguntamos: ¿Cuál es el ámbito de despliegue de la racionalidad científica empírica de la física. Ahora bien, los límites estructurales, cognitivos y empíricos—los que llamamos barreras o cotos--, son estudiados por las ciencias empíricas: sociología de las ciencias, historia de las ciencias; etc.Las ciencias empíricas no sólo suponen fenómenos y objetos, sino también sujetos observadores o experimentadores. Podemos definir al observador como el experimentador en el cual el grado de interferencia en el fenómeno tiende al límite cero. Sin embargo, la interferencia nula no existe. Las observaciones no son sino experimentos con interferencia débil o casi nula: por ejemplo, la telescopía astronómica. En la física, el experimentador se proyecta a sí mismo en el fenómeno: he ahí el principio de Narciso del cual el principio de incertidumbre de Heisenberg es un caso particular. Por otra parte, en el caso de la producción artificial de un fenómeno, hay variantes en la realidad interferida y, por ende, no es una interferencia total. La única manera de no interferir es salirse del sistema concreto de observación, convirtiéndose en el observador imaginario de unexperimentum mentis. Esto supone un corte absoluto. Usamos “corte” en el siguiente sentido: “El aislamiento del sistema objeto del instrumento de medida es la parte más importante del limite de medida.