Respuestas

2013-06-24T03:22:29+02:00
Xiste una teoría que afirma que los primeros migrantes del mundo fueron unos africanos, que partieron de África central, las pruebas han sido encontradas en el actual continente australiano, particularmente en el Lago Mungo, donde hallaron restos de un hombre adulto en un entierro ritual primitivo. La tumba ratifica la teoría de que, hace más o menos 50.000 años éstas sociedades humanas, habían adquirido la capacidad suficiente para migrar y explotar nuevos espacios. De acuerdo con esta propuesta, el hombre americano pertenece a esas primeras oleadas de migrantes que llegarían al continente americano cruzando el estrecho de Bering, teoría revalidada en julio de 2005, cuando “científicos de la Universidad Jhon Moores, de Liverpool Inglaterra, encontraron huellas humanas de hace 40 000 años en las afueras de la ciudad de Puebla (sic). Las pisadas se encontraron en septiembre de 2003 en una cantera abandonada cerca del volcán Cerro Toluquilla”, lugar ubicado en los alrededores del lago de Valsequillo. Al decir de la doctora Silvia González, fueron varias las oleadas migratorias que entonces llegaron a América.A partir de entonces, los deslizamientos se han convertido en un fenómeno universal, son parte sustantiva de la prehistoria, y la historia de la humanidad. Muchas culturas y comunidades religiosas construyeron mitos para explicar las movilizaciones, desde los grupos nómadas, que se movían por causas naturales y motivos de elemental supervivencia, hasta los hombres y mujeres que hoy cruzan las fronteras para buscar mejores expectativas existenciales, o quienes emigran por cuestiones ideológicas, políticas o religiosas, por ejemplo, la Hégira de Mahoma, de la Meca a Medina en el año 622, suceso que marca el comienzo y al mismo tiempo, el primer año del mundo islámico. Lugar común es el éxodo del pueblo judío–israelí guiado por Moisés, hacia la tierra prometida. También el que protagonizan los aztecas quienes, de acuerdo a la leyenda, emigraron desde Aztlán, hacia el altiplano guiados por Huitzilopochtli, para establecerse y fundar la ciudad de México Tenochtitlán y consecuentemente, el imperio Azteca. La civilización surgida en Perú, también tiene su origen en la leyenda de los migrantes que partieron del Lago Titicaca, para establecerse en el Cusco, guiados por Manco Cápac.En Europa las migraciones antiguas de mayor determinación son las que desencadenó la Revolución Neolítica, una revolución económica, que dio al hombre el control sobre su propio abastecimiento de alimentos gracias al surgimiento la agricultura y la ganadería, consiguiendo alimentos ricos en proteínas, y de paso, animales de tiro, importantes para facilitar el transporte e impulsar la revolución agrícola.Algo semejante sucedió en Mesoamérica, más o menos en ese mismo tiempo, pero en este caso no hubo animales de tiro, la domesticación de animales se redujo al perro, al guajolote y otras aves de menor tamaño, a pesar de estas restricciones, los pueblos asentados en el altiplano mexicano alcanzaron un elevado nivel de civilización, sustentada en una agricultura extensiva e intensiva, base de un impresionante desarrollo económico que atrajo a numerosas olas migratorias. El invento de la agricultura intensiva asada en el riego artificial, una de las características fundamentales de la Revolución Neolítica, provocó enormes migraciones, en todos los continentes, millones de hombres y mujeres con frecuencia hicieron largos viajes para establecerse en los espacios o regiones más aptos para el cultivo. Con la implantación de las primeras comunidades sedentarias basadas en la agricultura surgió la formación de los primeros imperios agrarios, provocando grandes desplazamientos de pobladores y soldados que se encargaron de ocupar, nuevos territorios ya sea de manera libre o a través de la conquista. Este movimiento masivo de largo aliento, alcanzaría al primer milenio de nuestra era.Particularmente en Europa occidental, el feudalismo tuvo un efecto dual en cuanto a las migraciones: por una parte fijó a los campesinos al suelo, es decir, a la tierra y aldeas de los distintos feudos. Por la otra, aunque redujo el comercio, aumentó enormemente las guerras de conquista entre los feudos existentes, lo cual dio origen a verdaderas invasiones y desplazamientos masivos de la población, que fueron creciendo con el aumento y transformación de algunos feudos, convertidos, en Estados Nacionales a fines de la Edad Media, lo que a su vez determinó la decadencia definitiva del sistema feudal.Fue en la Baja Edad Media cuando se desarrollaron las redes de las ciudades-estado, como la Liga Hanseática en el noroeste europeo y las ciudades surgidas a ambos lados de los pasos a través de los Alpes, y en las ciudades del Norte de Italia con el predominio de Venecia, que llegó a ser la mayor ciudad del mundo gracias al desarrollo del comercio. Estas ciudades crecieron enormemente gracias a una intensa actividad comercial y dieron lugar a grandes desplazamientos del mundo rural a las ciudades, además provocaron el surgimiento de otras aldeas que se transformaron en burgos dedicados a la manufactura artesanal que alimentaba ese comercio. Por lo general durante toda la época medieval, los trabajadores especializados y los artesanos en las industrias minera, metalúrgica y textil migraron hacia varios centros urbanos europeos. Las elites gobernantes y las clases militares se movieron con mayor fluidez todavía, en virtud de la conquista militar y de las alianzas dinásticas cimentadas en el matrimonio, como el de los Habsburgo, entre otros
2013-06-24T03:24:24+02:00
China: China (en chino, Zhongghuó), país del este de Asia, el tercero más grande del mundo en superficie, después de Rusia y Canadá, y el mayor en cuanto a población. Su nombre oficial es el de República Popular China (Zhonghuá Rénmin Gònghéguó). (Encarta). Más de una quinta parte de la población mundial vive dentro de las fronteras de China. Aquí nació una de las primeras civilizaciones del mundo y tiene una historia escrita que data de hace unos 3.500 años. Zhongghuó, el nombre chino del país, significa ‘tierra central’, una referencia a la creencia china de que su país era el centro geográfico de la Tierra y la única civilización verdadera.