Respuestas

2013-06-20T00:42:49+02:00
1. La comunicación y la experiencia: saber comunicarse no significa
saber de comunicación
Una cosa es “saber comunicarse” y otra “saber de comunicación”. De la misma manera, una cosa es
hablar una lengua o saber algún idioma, y otra saber qué reglas lingüísticas caracterizan y diferencian a
las lenguas; una cosa es no dejarse engañar fácilmente ante razonamientos abusivos, y otra saber filosofía,
o lógica de la expresión formal; una cosa es estar sano, tener salud física o mental y otra saber medicina,
biología, o psicología; una cosa es sacarle provecho a Internet para hacer un trabajo, o divertirse
chateando, y otra saber la física o la lógica de los Protocolos TCP/IP que hacen funcionar Internet;
etcétera.
En definitiva, hay un saber práctico que puede ser más o menos seguro para evitarse riesgos o fracasos
cuando actuamos y existe un “saber sobre nuestro saber” (sería un saber reflexivo) que sirve para conocer
las causas del éxito o del fracaso del saber aplicado cuando actuamos. El saber reflexivo ha mostrado dos
vías fundamentales en la cultura humana. Una vía se funda en las creencias y en la autoridad atribuida a
ellas sostenida por relatos míticos (las denominadas cosmogonías siempre presentes en todas las culturas);
la otra vía, aparecida en la cultura occidental cinco siglos antes de nuestra era, es la que confía al
razonamiento la consistencia de los saberes aplicados. Ésta es la que dio lugar al saber “científico”.
Las ciencias siempre surgen y se consolidan, diferentes unas de otras, también por dos vías
fundamentales. Una, retomando problemas no resueltos desde la perspectiva de las ciencias existentes
hasta entonces y proponiendo una nueva perspectiva para abordarlos; y otra, ensayando aplicaciones
técnicas que violentan o dejan obsoletos ciertos supuestos explicativos de las ciencias anteriores.