Respuestas

2013-06-18T21:16:50+02:00
A Iglesia católica ha estado presente en Chile desde 1540, cuando se inició el descubrimiento y la conquista del territorio chileno por parte de las huestes españolas. Durante muchos años, ha ejercido una gran influencia en la vida política y espiritual de ese país. La religión católica es el credo más extendido en la población chilena, agrupando a 7 853 428 personas (69,9% de la población de 15 años o más del país) que se declararon católicos en el censo de población de 2002. En una encuesta realizada en 2005 por la empresa Adimark, reveló que el porcentaje de católicos respecto del total de la población chilena era del 62,8%.1 El número de miembros de la Iglesia católica ha bajado considerablemente en los últimos años debido al fuerte crecimiento tanto de la religión evangélica como del agnosticismo y ateísmo.2 La gran mayoría de los católicos chilenos dicen ser miembros sólo por bautismo, comunión y confirmación, de acuerdo a la Encuesta Nacional Bicentenario, realizada en 2007 por Adimark y la Pontificia Universidad Católica de Chile, solo un 17% del 65,5% de la población que se considera católica, asiste regularmente a servicios religiosos.3 La Iglesia católica presente en Chile se encuentra en total comunión con los dictámenes del Papa y desde que se promulgó Constitución Política de la República de Chile de 1925 no representa la religión oficial del Estado de Chile.

Desde la conquista de Chile hasta la actualidad, la iglesia católica ha jugado un importante rol en la educación chilena. Durante los primeros años fueron principalmente los jesuitas y dominicos los mayores impulsores de la educación. En 1595, a pocos años de la fundación de Santiago, los dominicos fundaron una escuela de enseñanza de gramática latina, a la que, al parecer el mismo año se sumaron cursos de filosofía y teología. Esta misma escuela posteriormente se convertiría en la primera universidad de Chile, y no la Universidad Pencopolitana, como se cree erróneamente. La universidad tomaría el nombre de Universidad de Santo Tomás de Aquino. Posteriormente la Compañía de Jesús pudo convertir su propia academia, el Colegio Máximo de San Miguel, en la segunda Universidad Pontificia santiaguina. En rigor eran estas órdenes principalmente las encargadas de la educación en la pobre colonia de Chile, hasta que en 1767 la orden jesuita fue expulsada de todos los dominios del Imperio español, cayendo la educación chilena en un largo período de depresión y letargo. Durante los años que vinieron, la iglesia siguió jugando un papel más o menos importante, manteniendo instituciones de educación primaria y secundaria, éstas sostenidas por órdenes como los mercedarios, agustinos, dominicos, etcétera.