Respuestas

2013-06-14T03:40:14+02:00
No se si es lo que querias..
DIOS Y EL ZAPATERO 

Dios bajo al mundo disfrazado de pordiosero y se encontró con un zapatero, le dijo: 

- ¿Tú podrías ayudarme? estoy descalzo, no tengo zapatos si tú me hicieras el favor..... 

El zapatero lo interrumpió y dijo: 
- ya estoy cansado de que todos vengan a pedir y nadie a dar, necesito mucho dinero, 

Dios dijo: 
- ¡Yo puedo ayudarte!

El zapatero dudando del mendigo le dijo: 
- ¿Tú podrías darme el millón de Dólares que necesito para ser feliz?. 

El pordiosero le respondió: 
- Yo te puedo dar eso y más....puedo darte....un millón de Dólares a cambio de tus brazos. 

El zapatero respondió: 
- Y para que quiero yo tanto dinero si no voy a poder ni comer solo, ni abrazar a mis hijos, a mi esposa..no,no, 

El pordiosero dijo: 
- ¡Esta bien, te doy 100 millones de Dólares a cambio de tus piernas! 

El zapatero respondió: 
- Para que quiero yo tanto dinero, si no voy a poder caminar solo, ni trabajar, ni correr..... no, no, no gracias.... 

El pordiosero le dijo: 
- ¡Esta bien te doy....1000 millones de Dólares a cambio de tus ojos! 

El zapatero sin dudarlo dijo no! 
- Para que quiero tanto dinero si no voy a poder ver la naturaleza, ni el sol, ni a mis hijos, a mi esposa.....no, no, no gracias.... 

y el pordiosero le respondió: 
- !! Ah, que fortuna tienes y no te das cuenta!!


Esto nos ocurre todos los días, ¿y nosotros que hacemos?... no lo descubrimos. 

Cuando despertamos, recibimos el primer regalo de Dios, ¿cuales? ver el amanecer, sentir el sol, la lluvia, no importa como amanezca el día, lo importante es que estas vivo y puedes compartir con tu esposa, con tus hijos, con todos tus seres queridos y que puedes tener dos opciones, primera levantarte quejándote del día y renegar por todo, o segunda, levantarte y dar gracias a Dios por que tienes un día mas de vida y aprovecharlo de la mejor forma posible.

Si ya se, ustedes dirán que a veces el día esta lleno de problemas, cosas que debemos resolver, de lagrimas, tristezas, decepciones, pero dice la palabra de Dios Busca a Dios, al Todopoderoso, y pídele que tenga compasión de ti. Si tú actúas con pureza y rectitud, él velará por ti, y te dará el hogar que justamente mereces. La riqueza que tenías no será nada comparada con lo que tendrás después. (Job 8: 5,7). Pon cada día que tengas de vida en las manos del padre Todopoderoso y tendremos días llenos de bendiciones, alegrías, conquistas y de victorias, cuando llegue la noche y descansemos Dios prepara una nueva bendición para nosotros…un nuevo día.

Se que hay personas enfermas, sin trabajo, con problemas, pero viendo un programa de televisión una familia dio un testimonio de fortaleza y de agradecimiento por lo que tiene, este matrimonio tuvo 2 hijos enfermos, se murieron, volvieron a encargar y tuvieron 2 hijas enfermas, pero una de ellas me dejo una gran enseñanza en lo que dijo: "Yo se que estoy enferma pero no me aburro, la idea no es quedarse en la cama y decir no me vuelvo a levantar, la idea es estar contento, ser feliz cada día para mejorarse más rápido".

Creo que a veces pensamos que Dios no nos regala lo que pedimos o lo que queremos, pero sin duda les digo que el nos da lo mejor y que realmente necesitamos, el oye nuestras oraciones y obra según su voluntad. ¿Amen?

Demos gracias a Dios por estar vivos, por regalarnos todo lo que nos pone en nuestro camino: el trabajo, sin renegar de lo que tenemos que hacer, recordemos el dicho popular, es mejor levantarse a trabajar y no levantarse a buscar en que trabajar; el alimento, aunque sea poco, pero es de bendición recibirlo; por nuestro cuerpo, con el cual podemos trabajar; por nuestros amigos y nuestra familia.

Seamos cada día mejores personas, seamos como la semilla sembrada en buena tierra, los invito a leer la parábola del sembrador y luego la explicación de esta parábola, la cual les comparto: Hay quienes son como la semilla que cayó en el camino: oyen el mensaje, pero después de oírlo viene Satanás y les quita el mensaje sembrado en su corazón. Otros son como la semilla sembrada entre las piedras: oyen el mensaje y lo reciben con gusto, pero como no tienen suficiente raíz, no se mantienen firmes; por eso, cuando por causa del mensaje sufren pruebas o persecución, pierden la fe. Otros son como la semilla sembrada entre espinos: oyen el mensaje, pero los negocios de la vida presente les preocupan demasiado, el amor por las riquezas los engaña, y quisieran poseer todas las cosas. Todo esto entra en ellos, y ahoga el mensaje y no lo deja dar fruto. Pero hay otros que oyen el mensaje y lo aceptan, y dan una buena cosecha, como la semilla sembrada en buena tierra. De esos, algunos rinden treinta, otros sesenta, y otros ciento por uno." (Marcos 4: 15,20).

Después de leer esto yo diría en letras mayúsculas y en negrilla AMEN, AMEN Y AMEN y recuerda que dios te dice siempre YOESTOYCONTIGO.
2013-06-14T04:15:14+02:00
Esta historia pertenece a Facundo Cabral, el gran cantautor argentino. Estoy seguro que les servirá para valorar más sus vidas y ser agradecidos. 

P. Carlos Carcía CJM

---------------------- 

"EL ZAPATERO POBRE" 

Una vez El Señor se convirtió en un mendigo..., y al llegar a un pueblo fue con el zapatero, ya que sus sandalias estaban rotas y le dijo: 

- Hijo, por favor podrías arreglarme mis sandalias, ya que no tengo dinero para comprarme otras. 

Y el zapatero le respondió: 
- Ya estoy cansado de que todos vengan a pedir y nadie venga a dar. Y El Señor (aUn en forma de mendigo) le contesto: 

- Si quieres...., Yo te puedo dar lo que tu necesitas para ser feliz..... 

Pero el zapatero contestó: 
- TU me podrías dar el millón de dolares que necesito para ser feliz....???? 

Entonces El Señor le dijo: 
- Yo te puedo dar diez veces eso, pero a cambio de tus piernas...... 

Y el zapatero respondió: 
- Y yo para que quiero 10 millones de dólares si no voy a poder caminar, no podré bailar ni montar bicicleta, tendría que usar una silla de ruedas. Ya no podré salir como antes con mi esposa y con mis hijos a pasear. 

Y El Señor le dijo: 
- Bueno, entonces te doy cien millones de dólares a cambio de tus manos.... 

Pero el zapatero contestó: 
- Y de que me servirían los cien millones de dólares, si ni siquiera voy a poder comer solo, necesitaré de alguien que me alimente y que me vista..., ¡no podré hacer mis necesidades mAs Intimas solo! y ya no podré acariciar a mi familia.....

Entonces, El Señor le dijo: 
- Bueno, te doy mil millones de dólares a cambio de tus ojos... 

A lo que el zapatero repuso: 
- Y para que querría yo mil millones de dólares, si ni siquiera voy a poder andar solo..., necesitaría depender de alguien que me guiara; además ya no vería a mis hijos crecer, ni vería mAs atardeceres...... 

Entonces, El Señor le dijo: 
- ¡Hay hijo..., hijo !. Que fortuna tan grande tienes y ni siquiera te has dado cuenta. 

---------- 

La verdadera riqueza no está fuera de ti. El Señor te hizo muy rico y colocó en ti muchas cualidades y riquezas para que sea feliz. Con lo que Dios te dio tu puedes ser el hombre mAs rico, feliz y agradecido del mundo, o como el siervo de la parábola que nos contara Jesús, que escondió sus talento en un pañuelo y no lo uso. 

MAs temprano que tarde tendremos nuestra propia pascua y cuando tengamos que darle la cara al Señor y El nos pregunte que cosas hicimos con todos los dones y cualidades que nos dio durante nuestra vida, ¿quE le diremos?... 
"Pero el fue nombrado Rey, y regresó a su país. Cuando llegó, mandó llamar a sus siervos a quienes había entregado su dinero. El primero se presentó y dijo: Señor, su dinero ha producido diez veces mAs. El rey contestó: muy bien, eres un buen siervo ya que fuiste fiel en lo poco, te hago gobernador de diez pueblos... ...Pero otro se presentó diciendo, señor, aquí está tu dinero. Lo guardé en un pañuelo, pues tuve miedo de usted, por que usted es un hombre duro, que recoge lo que no puso y cosecha lo que no sembró. Entonces la dijo el Rey: Empleado malo, por tus propias palabras te juzgo... Quítenle el dinero y déselo al que ganó diez veces mAs.. Ellos le dijeron: ¡Pero si ya tiene diez!. El rey contestó: al que tiene se le dará más pero al que no tiene, hasta lo poco que tiene se le quitará".Lucas 19,15-26 

No seamos pues malagradecido con Dios y con la vida, que nos ha dado tantas riquezas como salud, nuestra familia, trabajo, amor, estudio. Nunca nos falta un plato de sopa en la mesa y una cobija en nuestra cama. Dejemos de quejarnos tanto y de envidiar lo que no tenemos, pues como bien lo decía con mucha sabiduría el poema anónimo del siglo XVII llamado Desiderata: "Si te comparas con los demás te volverás vano y amargado pues siempre habrá alguien más grande y más pequeño que tú... Aprende a ser feliz con lo que tienes y descubrir que en verdad Dios te ha hecho muy rico!!! 

P. Carlos E. García CJM