Respuestas

2013-05-27T00:50:35+02:00
Prólogo por Edith MoraesA iniciativas del Presidente de la República del año 2007, comenzó en el Uruguay un fuerte movimiento de incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la Educación Primaria. Universalizar el acceso a la información, disminuir la brecha digital, democratizar el conocimiento, son los propósitos que impulsan esta innovación. Los mismos adquieren sentido y relevancia en el marco del principio de equidad, la inclusión social y la educación concebida como derecho humano.Ante el estado actual de una sociedad caracterizada por la concentración y la exclusión, las TIC y las oportunidades que ellas generan pueden ponerse al servicio de la educación transformadora, en dirección a una sociedad más justa y más solidaria. Esta política pública integrada está fuertemente ligada a políticas de igualdad y es por esa razón que fue necesario planificarla y desarrollarla teniendo en cuenta tanto sus fortalezas como sus riesgos. En este sentido, los docentes poseen las dos condiciones: son la fortaleza de toda política educativa cuando desde su condición de educadores abrazan la causa y lideran el proyecto en el micromundo del aula. A la vez, cuando los maestros no están instrumentados para utilizar esas tecnologías como recursos pedagógicos-didácticos, se transforman en un obstáculo y en el mayor factor de riesgo para lograr los propósitos que se persiguen. Por eso compartimos con M.Fullan, estudioso de los cambios educativos, que los maestros son el mayor problema y la mejor solución cuando de innovación se trata.En el marco de estos supuestos, fue necesario desarrollar diversas estrategias de formación del personal docente en ejercicio, sin esquivar el desafío que significó la educación especial. El derecho de todos los niños a una educación que desarrolle sus potencialidades individuales y los prepare para la vida social nos enfrentó a la diversidad de situaciones y condiciones de los alumnos, a la singularidad de sus potencialidades, a sus capacidades diferentes, a su derecho a conocer y usar las tecnologías de su tiempo, pero sobretodo a acceder a la información, la comunicación y el conocimiento necesario para ser un ciudadano activo y productivo.De esta manera se organizaron jornadas que a modo de espacio para docentes les permitieran interactuar entre ellos y con las máquinas, conocer y profundizar las aplicaciones que éstas poseen, reflexionar acerca de sus prácticas y estudiar las posibilidades didácticas a implementar en sus aulas, en función de las capacidades y limitaciones de sus alumnos.Estos encuentros actuaron como verdaderos talleres de producción intelectual y material, fortaleciendo los procesos de enseñanza. Este libro recoge esa experiencia y la pone a disposición del lector docente para que la analice, confronte con ella y con los autores y autoras. A la vez, conlleva la esperanza de generar reflexiones sobre las prácticas docentes y las transformaciones potenciadas por las Tecnolo-gías de la Información y la Comunicación y comparte co