Respuestas

2013-05-25T00:52:36+02:00
Hijo de Carlos Bambarén González-Vigil y Olga Roggero. Estudió en el Colegio Markham de Lima. Luego residiría en Estados Unidos, donde estudió y se graduó como ingeniero químico en la Universidad Internacional de Texas A&M. Luego de esto, decide emigrar a Sydney, Australia, donde trabajó como ejecutivo de ventas. Después viajo a Europa y fue en Portugal donde escribe su primer libro; "El Delfín la historia de un soñador". A su regreso a Australia recibe una propuesta de Random House para publicar su libro. Sin embargo, no aceptó pues la editorial le exigía cambios al texto. Así es como en 1996, el autor decide publicar el libro él mismo; Sergio ha escrito ocho novelas y vendido más de diez millones de ejemplares en el mundo.Sus novelas han sido traducidas en más de 49 idiomas. Posteriormente coordinaría con la agencia productora de películas Helliventures, en Múnich, para llevar al cine sus novelas El delfín la historia de un soñador. Es vicepresidente de la Asociación Ecológica Mundo Azul.

LibrosEl delfín la historia de un soñador (1997)La playa de los sueños (1998)Vela blanca (1999)Iris (2000)Samanta (2000)El guardián de la luz (2001)Pensamientos a la orilla del mar (2001)Desde las estrellas (2003)Ángeles del océano (2003)La historia de la mula y la estrella de mar (2004)La música del silencio (2008)


2013-05-25T00:52:53+02:00


 remunen  segio   banbaren 
Un delfín soñador trata de hacer realidad su sueño, y se aleja de su isla. El delfín emprende una serie de aventuras llenas de vicisitudes, pero él no retrocede sino más bien sigue avanzando para encontrar la ola perfecta y deslizarse sobre ella.
Ese era su sueño. Al final, logra su objetivo con mucha perseverancia, fe y amor. Después de mucho tiempo regresa a su hogar, pero los delfines ya lo daban por muerto; Daniel Delfín logra convencerlos de que él sigue vivo y que regresaba feliz de haber realizado su ansiado sueño. Inclusive, les da un mensaje positivo a los delfines, diciéndoles:
“Abandoné el arrecife y viajé muy lejos, pero he regresado. Ustedes decían que era imposible realizar mi sueño y sin embargo lo he logrado. ¿Quién les ha dicho que hemos venido al mundo solo para sufrir? Siempre sueñan, y no se sientan atemorizados de soñar”. 
Daniel Delfín contó a los otros delfines las aventuras que había vivido fuera de la isla, que aprendió a seguir las señales escuchando a su corazón y que había conocido a un ser llamado hombre, quien le había demostrado su bondad y el mal que existe en todo ser viviente. 
Pero lo más importante, les dijo que su sueño de hallar un propósito más elevado en la vida que se había cumplido.
También, que era un delfín igual a los demás, con los mismos temores y esperanzas, pero con una sola diferencia: nunca había renunciado a sus sueños.