Respuestas

2013-05-16T18:58:35+02:00
El concepto de Dogma debe ser revisado y entendido de manera más amplia. No es simplemente una verdad que hay que creer obligados porque sino quedamos por fuera de la Iglesia. Al dogma se llega después de años de reflexión, búsqueda teológica, aclaración doctrinal y contraste de opiniones diversas. La Iglesia, normalmente en un Concilio que reúne gran parte de ella, por eso se llaman ecuménicos, declara verdades que desde ese momento en adelante están claramente definidas y deben ser creídas de esa manera como están definidas, como dogmas de fe; de lo contrario la persona ya no pertenece a la fe y doctrina de la Iglesia sino que pertenece a otra denominación religiosa.



Espero q  te sirva 

2013-05-16T19:38:09+02:00
En la Iglesia Católica Apostólica Romana, un dogma es una verdad absoluta, definitiva, inmutable, infalible, incuestionable y absolutamente segura sobre la cual no puede flotar ninguna duda.1 Una vez proclamado solemnemente, ningún dogma puede serderogado o negado, a no ser por el Papa o por decisión conciliar1 Por eso, los dogmas constituyen la base inalterable de toda la Doctrina católica2 y cualquier católico está obligado a adherir, aceptar y creer en los dogmas de una manera irrevocable.3Los dogmas tienen estas características porque los católicos romanos confían que un dogma es una verdad que está contenida, implícita o explícitamente, la inmutableRevelación divina o que tiene con ella una "conexión necesaria".3 Para que estas verdades se tornen en dogmas, ellas necesitan ser propuestas por la Iglesia Católicadirectamente a su fe y a la su doctrina, a través de una definición solemne e infalible por el Supremo Magisterio de la Iglesia (Papa o Concilio ecuménico con el Papa4 ) y del posterior enseñanzas de estas por el Magisterio ordinario de la Iglesia. Para que tal proclamación o clarificación solemne acontezca, son necesarias dos condiciones:el sentido debe estar suficientemente expresada como una auténtica verdad revelada por Dios;5la verdad o doctrina en causa debe ser propuesta y definida solemnemente por la Iglesia siendo una verdad revelada y una parte integrante de la fe católica.