Respuestas

2013-05-15T03:22:17+02:00

Muchos gobiernos nacionales -para no mencionar a todos- han carecido de una política de estado para la definición de la frontera, para la defensa de la soberanía, para el desarrollo de un proyecto nacional dentro de unos hitos bien definidos... y defendidos.

La situación fue aprovechada por astutos e inteligentes gobernantes de las naciones fronterizas -azuzados por las grandes potencias imperantes- para penetrar, poco a poco, en el territorio nacional.

Los problemas limítrofes de la mayoría de los países del continente americano tienen su origen en el convulsionado siglo pasado.

En la mayoría de los antiguos dominios españoles se repitieron circunstancias que impidieron que las nuevas naciones definieran, sin traumas, sus límites. Una errada política de fijación de hitos -vale decir demarcación basada en accidentes geográficos- y el descuido de la gran metrópolis de sus territorios de ultramar, generó toda suerte de problemas y dificultades. Es el legado que hoy arrastran Chile y Argentina, Ecuador y Colombia, Guatemala y Belice, El Salvador y Honduras, Perú y Ecuador, Colombia y Venezuela, Bolivia y Chile, entre otros. Poderosas potencias europeas fomentaron la usurpación de territorios porque el nuevo mundo ofrecía un amplisimo aspecto económico: tierra fértiles, minerales y mano de obra gratis.

Es así como Inglaterra, Holanda, Portugal y Francia llegaron a América para apropiarse de grandes extensiones de tierra, especialmente en el Este de Sudamérica. El Caribe y una porción de América Central, tampoco fueron excepciones en este proceso. Estos antecedentes históricos nos ayudan a comprender el porque Venezuela era un país que en 1810 - recién iniciada su vida republicana -, tenía una extensión de un millón 800 mil Kilómetros, 186 años después, su territorio está reducido a 916.000 Kilómetros cuadrados (se han perdido 914.000 Kilómetros cuadrados.

En esta historia de despojos, un punto bastante neurálgico es el de la frontera Este, la que bordea a Guyana. El despojo de 149 mil Kilómetros de territorio a Venezuela, por parte de la Gran Bretaña, se recuerda como uno de los episodios más vergonzosos y vejatorios de los derechos de un país independiente. Este proceso comenzó a mediados del siglo XVIII, cuando emisarios de la primera potencia del mundo para aquel entonces, la Gran Bretaña, comenzaron a penetrar sistemáticamente en territorio venezolano. Luego que se formularon una serie de reclamaciones por parte de Venezuela y por el decisivo apoyo de los Estados Unidos de América a nuestro país - obviando por razones más económicas y políticas que filantrópicas -, la potencia europea acepta negociar con Venezuela. Es así como en el mes de octubre de 1899 se constituye un Tribunal Arbitral, el cual iba a determinar la definitiva línea divisora entre los Estados Unidos de Venezuela y la Colonia de Guyana Inglesa.

El Tribunal estaba conformado por dos estadounidenses, representaban a Venezuela, y un quinto árbitro surgido del consenso entre las partes involucradas. En ningún momento se reconoció el derecho de los venezolanos a discutir bilateralmente con una potencia mundial.