Respuestas

2013-05-15T03:07:39+02:00

NAZARENA BALAGUER
Brillante, original, sabio, divertido. Eduardo Mendoza arrancó ayer en Cartagena estos y otros muchos piropos en su encuentro con los jóvenes del Premio de Lectura Mandarache, donde el autor de 'Sin noticias de Gurb', 'El misterio de la cripta embrujada', 'La ciudad de los prodigios' y otras novelas memorables conoció, según sus propias palabras, "el rostro del lector". En el Paraninfo de la Universidad Politécnica le escucharon seiscientos chavales de enseñanza secundaria que han leído su última novela, 'El asombroso viaje de Pomponio Flato', (Seix Barral), con la que participa en este premio.

Por la tarde, el escritor asistió a otro encuentro con universitarios en el edificio Casa Pedreño, de Cajamurcia.

"A veces los premios son una carga. Llega una edad en que te los dan y piensas que eres viejo o te vas a morir. El Mandarache es diferente. Los escritores tenemos muy pocas oportunidades de conocer a los lectores, que son la otra cara del escritor. Conocer a los colaboradores de mi trabajo me parecía muy interesante". A los chavales también les parecieron excelentes los planteamientos de este señor alto, tímido y elegante con la rara facultad de cantar verdades sin que se le hinche la vena del cuello, y, lo mejor de todo, sin levantar el tono de voz. "Está feo que lo diga, pero al final de mis libros lo que queda es buen rollo. Yo no creo que el humor sea un género que yo elija. Para mí no hay diferencia entre el humor y yo. Es como si a Obama le preguntan qué diferencia hay entre él y ser negro. Yo soy así. Me alimentaron mal".

A Mendoza le gusta la historia de Roma, donde está ambientada esta novela, desde pequeño. "Y las películas que echaban por la tele en Semana Santa, que decían que eran muy religiosas pero en realidad eran muy guarras". Es un ávido lector de Plinio el Viejo y compara el fin de aquel imperio con el momento actual. "Una nación que gobierna todo el mundo, una lengua común, árabes y persas guerreando contra el dominador". Pero no le gusta hacer vaticinios. "No se qué pasará. Si lo supiera no estaría aquí. Una de las grandes enseñanzas de la historia de Roma es que ellos estaban siempre reflexionando pero nunca se daban cuenta de lo que pasaba realmente". Mendoza presentará hoy su novela a las once de la mañana en el instituto Ibn Arabí.

 

¡Espero que te sirva! :D O que sea eso lo que tú buscas