Respuestas

¡La mejor respuesta!
2013-05-14T00:37:20+02:00

Mesopotamia (del griego: Μεσοποταμία, meso-potamía, ‘entre ríos’, traducción del antiguo persa Miyanrudan, ‘la tierra entre ríos’, o del arameo beth nahrin, ‘entre dos ríos’) es el nombre por el cual se conoce a la zona del Oriente Próximo ubicada entre los ríos Tigris y Éufrates, si bien se extiende a las zonas fértiles contiguas a la franja entre los dos ríos, y que coincide aproximadamente con las áreas no desérticas del actual Irak y la zona limítrofe del noreste de Siria.

El término alude principalmente a esta zona en la Edad Antigua que se dividía en Asiria, al norte, y Babilonia al sur. Babilonia, a su vez, se dividía en Acadia (parte alta) y Sumeria (parte baja).[1] Sus gobernantes eran llamados patesi.

2013-05-14T00:38:20+02:00

La Mesopotamia asiática, con sus trascendentales ríos Tigris y Eufrates, fue el ámbito donde se desarrollaron culturas urbanas que se encuentran entre las civilizaciones humanas más antiguas. Allí se modelaron nuevas organizaciones de vida, que dejaron su impronta en las sociedades futuras y nos brindaron, ¡unto con Egipto, los primeros testimonios escritos de la historia. 
La Mesopotamia, por ser una zona de fácil acceso desde África, Asia o Europa, se convirtió en un lugar de paso de variados pueblos. Esto se debió a que es uno región “abierta”: 
Y Por el Oeste, los desiertos de Siria y Arabia, zona recorrida por pueblos seminómadas que luego cruzaron el Eufrates. Y Por el Norte, los montes de Armenia. El Tigris y el Eufrates forman una especie de ‘embudo” que invita a cualquier pueblo montañés a bajar. 
Y Al Este, el Irán, meseta que siempre codició lo riqueza de la Mesopotamia y de la que está separada por los montes Zagros. Y Al Sur, el golfo Pérsico. Estas condiciones geográficas influyeron en la evolución histórica de la región. Mientras que Egipto disfrutó de aislamiento y seguridad durante siglos, en la Mesopotamia se presentaron constantes variaciones, incursiones de pueblos, sucediéndose una dominación tras otra. En su mayoría, estos pueblos eran de origen semita, provenientes del desierto arábigo. En la Mesopotamia podemos distinguir dos zonas con diferencias históricos y geográficas. 
Al Sur, la Baja Mesopotamia (más tarde: Caldeo), llanura con tierras fértiles gracias a los inundaciones de ¡os ríos. En la antigüedad esta zona fue habitado por pueblos diferentes: 
en un principio, en lo zona Sur de la Baja Mesopotamia, se asentaron los sumerios o súmeros. Esta región tomó entonces el nombre de Súmer. Luego, en lo zona media de lo Mesopotamia se instalaron los acadíos. Su territorio se llamó Akkad. Posteriormente ¡legaron otros pueblos, como los amorreos y los caldeos. Y Al Norte, la Alta Mesopotamia o Asiria, zona de montañas, con clima muy riguroso y poca vegetación. En esta región vivieron los asirios. 
Organización política: templos y palacios 
Con los sumerios, la Mesopotamia estaba dividida en ciudades-estados, (también podríamos llamarlas “cíudades-templos”); cada ciudad con su territorio circundante era un templo, desde allí quien gobernaba se dirigía a la población. En esta etapa, la política y la religión estaban íntimamente relacionadas. El gobernante era el príncipe-sacerdote. el “sumo sacerdote” o “patesi, que representaba a la divinidad, aunque no era el dios, como en Egipto, en donde el faraón era ‘el mismísimo Horus”.