Respuestas

2012-04-12T01:41:22+02:00


En suelos correspondientes a los bosques nativos, evaluados en la zona de alta montaña, los valores de actividad microbiana - CO2 alcanzaron cifras que equivalen al doble detectado en los bosques plantados (pinares) y más del 55% que los potreros dedicados a la ganadería extensiva. El número y diversidad de organismos encontrados en estos bosques fue 50% mayor que en los otros dos sistemas ganaderos y forestales, en cuyo caso exhibieron promedios muy similares. Al igual que las anteriores características, otras propiedades físicas y químicas como materia orgánica, porosidad, conductividad hidráulica, contenidos de Ca, Mg y de algunos elementos menores presentaron promedios estadísticamente superiores en los bosques. 

Al comparar las plantaciones de pinos frente a la ganadería extensiva se encontró que el reemplazo de potreros por coníferas ha causado una pérdida ligera de la materia orgánica. Lo anterior, adicionado a los menores contenidos de humedad que caracterizaron a estas plantaciones, se manifestó en una menor actividad microbiana - CO2. En contraposición a lo anterior se han mejorado parcialmente, aunque no en forma significativa, otras características como la conductividad hidráulica, la macroporosidad o porosidad drenable (ver tabla 2), la densidad aparente y la resistencia a la penetración de 0 a 10 cm. En cuanto a las características químicas se refiere, los bosques plantados se destacaron por su mayor acidez y menores contenidos de bases intercambiables. Como consecuencia de lo anterior se ha incrementado Al intercambiable. En cuanto al potasio se presentó una mayor reducción que el Ca y Mg. 

El suelo desértico no retiene en absoluto el agua. Algunos de los principales tipos de suelos son: 

Suelo desértico.- Con un horizonte A muy estrecho, con muy poco humus, apoyado directamente sobre depósitos minerales y rocas fragmentadas. 
Renzina. Se forma sobre calizas. Su horizonte A es negruzco o, en algunos casos, rojizo; y carece de horizonte B. Es el suelo que se encuentra en muchos montañas calizas de la Península. 
Chernosiem. Horizonte A de gran espesor y de color negruzco. Se forma sobre depósitos sueltos (principalmente de loess) en zonas con fuertes heladas invernales. Carece de horizonte B. Es muy fértil y muy apto para el cultivo de cereales. Ejemplos de este suelo son las llamadas tierras negras de Ucrania, las grandes estepas de Rusia, Estados Unidos, Argentina o el Asia Central. 
Ranker. Horizonte A con suelo muy trabado, que hace que se arranque por piezas cuando se tira de él. Sin horizonte B. Se desarrolla sobre una roca madre poco alterada. Es suelo típico de la alta montaña, sobre todo si se forma sobre granito u otras rocas ácidas. 
Podsol. Con los tres horizontes A, B y C bien diferenciados. Se forma en zonas lluviosas y es un suelo muy lavado. Su horizonte B, de acumulación, está muy bien marcado. A veces las acumulaciones forman costras duras y rojizas. Es un suelo muy frecuente en bosques de pinos. 
Tierra parda. Con los tres horizontes, pero menos lavados que los podsoles. El horizonte B, de acumulación, está bien marcado. Es un suelo propio de zonas menos lluviosas y de latitudes más bajas que el podsol. Sería, por ejemplo, el característico de los bosques de hayas y robles. 
Lateritas. Se puede considerar como el suelo tropical típico, aunque no es propiamente el que tiene el bosque selvático, sino el que queda al talar la selva. Con la abundancia de lluvia en estas zonas el suelo es lavado muy intensamente y, al final, sólo queda una mezcla de óxidos e hidróxidos de aluminio, hierro, manganeso y otros metales. Contiene muy pocos elementos nutritivos porque su capa A es muy pequeña y es, por tanto, un suelo muy pobre para los cultivos. 
Permafrost. Es el suelo típico de las zonas cercanas a los polos. Está impregnado de agua y congelado. En el deshielo, que es superficial, se forman grandes charcos. Por sus características impide que muchos animales (p. ej. lombrices) vivan en él.


Clasificación de los suelos por su capacidad de uso mayor

La capacidad de uso mayor de las tierras se basa en las limitaciones permanentes de los suelos para poder mantener actividades agrícolas, pecuarias o forestales dentro de márgenes económicos. los factores que fijan estas limitaciones son las condiciones climáticas o bioclimáticas dominantes, los riesgos de erosión (condicionados por la topografía y pendiente), las características del suelo en si (propiedades físicas, morfología, salinidad, alcalinidad, fertilidad y otros aspectos propios que inciden en la productividad) y las condiciones de drenaje o humedad (presencia de niveles freáticos elevados, peligro de inundaciones, presencia de capas densas poco permeables en el subsuelo).

Tierras aptas para cultivo en limpio
Son las tierras que reunen condiciones ecológicas que permiten la remoción periódica y continuada del suelo para el sembrío