Respuestas

2013-05-05T19:12:49+02:00

Durante cinco semanas en abril y mayo de 2005, el Centro para la Sociedad Civil
de Compañeros de las Américas, en colaboración con la Red Interamericana
para la Democracia (RID), la Corporación PARTICIPA y la Fundación Canadiense
para las Américas (FOCAL), fueron los anfitriones de ocho foros deliberativos
en línea simultáneos sobre asuntos abordados en las Cumbres de las
Américas. Los objetivos de los foros eran incrementar la participación de
las organizaciones de la sociedad civil (OSC) en las Cumbres y fortalecer la
capacidad de las OSC para desarrollar estrategias compartidas para la Cuarta
Cumbre de las Américas, a celebrarse en noviembre de 2005.
Los temas de los foros fueron elegidos por su relevancia para el desarrollo
en las Américas y su papel en “Crear Trabajo para Enfrentar la Pobreza y
Fortalecer la Gobernabilidad Democrática”, el tema central de la próxima
Cumbre. Los foros fueron moderados por OSC especializadas en cada uno de
los temas. Muchas de las organizaciones moderadoras también son miembros
de coaliciones hemisféricas que trabajan en asuntos relacionados. Los foros
deliberativos virtuales, con sus organizaciones moderadoras, incluyeron:

Trabajo (Fundación para la Paz y Democracia)

Desarrollo Sostenible y el Medio Ambiente
(Instituto de Ley y Política Ambiental de la Universidad de Tulane, y
Fundación Ambiente y Recursos Naturales)

Educación (El Centro para la Educación Cívica, y la Fundación Presencia)

Participación Ciudadana (Corporación PARTICIPA)

Pueblos Indígenas (Asamblea de Primeras Naciones, y
Organización de Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina)

Transparencia y Anticorrupción (Transparencia Internacional)

Construcción de Paz (Coordinadora Regional de Investigaciones
Económicas y Sociales)

Democracia y Partidos Políticos (Fundación Poder Ciudadano/
Red Interamericana para la Democracia, y Ágora Democrática)Centro para la Sociedad Civil de Compañeros de las Américas
Las Cumbres reúnen a las democracias del hemisferio occidental para abordar
inquietudes comunes, buscar soluciones y crear una visión compartida para
el desarrollo social, económico y político de la región. El proceso de las
Cumbres fue creado bajo el entendimiento de que la prosperidad hemisférica
se logra a través de la acción colectiva. Hoy, en un mundo cada vez más
globalizado, muchos problemas ya no son simplemente locales o nacionales,
trascienden las fronteras. Asuntos regionales como el medio ambiente,
trabajo, transparencia y paz deben ser abordados en un plano de colaboración.
Para este fin, las Cumbres ofrecen un espacio único para la cooperación en
problemas compartidos.
Si bien las reuniones relacionadas con las Cumbres incorporan cada vez más
la participación de las OSC, siguen existiendo obstáculos para que las OSC
ofrezcan aportes constructivos a quienes deciden las políticas. La participación
de la sociedad civil generalmente ocurre en el marco de reuniones cara a cara
a las que muchas OSC no pueden asistir debido a limitaciones financieras y de
tiempo. La mayoría de los foros de la sociedad civil duran de dos a tres días, y
a menudo las OSC sienten la presión de elaborar y acordar recomendaciones
en este breve período de tiempo. Esta presión puede dar lugar a propuestas
que son el agregado de las inquietudes individuales de las OSC en lugar de
problemas comunes que surgen como resultado de un diálogo reflexivo. Más
aún, debido a la participación limitada, las recomendaciones a menudo no
reflejan integralmente las heterogéneas caras de la sociedad civil o su amplia
gama de puntos de vista.
Mediante el uso de foros virtuales, Compañeros de las Américas logró
trascender barreras físicas y ampliar el alcance y cobertura de la participación
de la sociedad civil en el proceso de las Cumbres. Los foros reunieron a OSC
de todo el hemisferio que trabajan en asuntos similares, pero en contextos
diferentes. La biblioteca virtual suministró información sobre las Cumbres,
documentos sobre asuntos específicos y recomendaciones anteriores de
las OSC así como mandatos de las Cumbres. Los moderadores guiaron a
los participantes en la deliberación, un proceso de intercambio de puntos de
vista y ponderación de las consecuencias de las soluciones de las políticas
a los asuntos que enfrenta la región. Al final, los participantes pasaron la
etapa de la manifestación de recomendaciones individuales para trabajar
mancomunadamente en la elaboración de estrategias compartidas para
problemas comunes