Respuestas

2013-05-04T18:05:22+02:00

Las vitaminas lipoosolubles se disuelven en grasa (lípidos). Estas vitaminas, normalmente son absorbidas por las lipoproteínas conocidas como quilomicrones que viajan a través del sistema linfático del intestino delgado y en la circulación de la sangre de nuestro organismo. Estas vitaminas liposolubles, especialmente las vitaminas A y E se almacenan en los tejidos de nuestro organismo.

Una vez que se han almacenado en los tejidos de nuestro cuerpo, las vitaminas liposolubles tienden a permanecer en ellos. Esto quiere decir que si una persona toma demasiada cantidad de una vitamina liposoluble, esta se mantendrá presente en su cuerpo a lo largo del tiempo pudiendo producirse una condición potencialmente peligrosa conocida como hipervitaminiosis, que literalmente significa un exceso de vitaminas en el organismo.

La gente también puede presentar deficiencias en vitaminas liposolubles si toma muy poca cantidad o si su asimilación se reduce, por ejemplo, por tomar ciertos medicamentos que pueden interferir en la absorción de vitaminas por el intestino. También algunas enfermedades como la fibrossis quística pueden producir deficiencia de enzimas del páncreas que de forma similar interfieren en la absorción de estas vitaminas en el intestino.

Existe una diferencia entre las vitaminas que son solubles en agua de forma natural, talses como las vitaminas B y C y la forma disuelta en agua de vitaminas como la vitamina E, que de forma natural es una vitamina liposoluble. Esta forma de vitamina E es soluble en agua mediante la adición de ciertos compuestos durante el proceso de elaboración. Esto, hace que esta forma soluble en agua de la vitamina E se pueda absorber de forma más eficiente por las paredes

2013-05-04T18:34:00+02:00

Las vitaminas lipoosolubles se disuelven en grasa (lípidos). Estas vitaminas, normalmente son absorbidas por las lipoproteínas conocidas como quilomicrones que viajan a través del sistema linfático del intestino delgado y en la circulación de la sangre de nuestro organismo. Estas vitaminas liposolubles, especialmente las vitaminas A y E se almacenan en los tejidos de nuestro organismo.

Una vez que se han almacenado en los tejidos de nuestro cuerpo, las vitaminas liposolubles tienden a permanecer en ellos. Esto quiere decir que si una persona toma demasiada cantidad de una vitamina liposoluble, esta se mantendrá presente en su cuerpo a lo largo del tiempo pudiendo producirse una condición potencialmente peligrosa conocida como hipervitaminiosis, que literalmente significa un exceso de vitaminas en el organismo.

La gente también puede presentar deficiencias en vitaminas liposolubles si toma muy poca cantidad o si su asimilación se reduce, por ejemplo, por tomar ciertos medicamentos que pueden interferir en la absorción de vitaminas por el intestino. También algunas enfermedades como la fibrossis quística pueden producir deficiencia de enzimas del páncreas que de forma similar interfieren en la absorción de estas vitaminas en el intestino.

Existe una diferencia entre las vitaminas que son solubles en agua de forma natural, talses como las vitaminas B y C y la forma disuelta en agua de vitaminas como la vitamina E, que de forma natural es una vitamina liposoluble. Esta forma de vitamina E es soluble en agua mediante la adición de ciertos compuestos durante el proceso de elaboración. Esto, hace que esta forma soluble en agua de la vitamina E se pueda absorber de forma más eficiente por las paredes