Respuestas

2013-04-24T05:43:25+02:00

Era una vez dos hombrecitos y dos ratones atrapados en un laberinto. Buscaban día y noche un queso para poder comer. Un buen día lo encontraron en un lugar de un laberinto. Todos quedaron sorprendidos ya que era un cuarto repleto de queso.

Todos lo días los ratones y os hombrecitos se levantaban temprano para ir a saborear el rico queso. Pero cada día los dos hombrecitos se iban quedando atrás de los ratones, se levantaban mas tarde porque creían que el queso les iba a durar para siempre.

Un día los se dieron cuenta de que el queso había desaparecido. Los ratones rápidamente se fueron en busca de otro cuarto que tuviera el mismo queso. En cambio los hombrecitos no lo podían creer Estuvieron ahí un rato pensando en quien o como desapareció el queso. Hasta dudaban de los ratones. Pasaban los días y los hombrecitos cada vez se debilitaban más. Hasta que un día uno de ellos decidió seguir adelante en busca de nuevo queso. Y el otro decidió quedarse porque no quería aceptar la realidad.

Tras una larga búsqueda por fin encontró el cuarto relleno de queso y se encontró ahí a los ratone que ya llevaban un buen de tiempo. A veces pensaba en su amigo si se quedo en aquel cuarto y decidiría cambiar para buscar nuevo queso.

Pero el hombrecito aprendió la lección, iba verificando diario el queso, si ya había poco o cuanto había, si y ya se iba enmoheciendo. Y cada día se iba a recorrer mas allá del laberinto para saber donde había mas queso.

54 2 54