Respuestas

2013-04-18T15:52:06+02:00

MORAL Y ÉTICA

La historia de la humanidad es la historia de la moral. Desde siempre, los seres humanos han hecho actos buenos y actos malos. Cuando un individuo ejecuta una buena acción puede, desde su interior, preguntarse si lo que ha hecho es bueno o es malo, pero quien ejecuta una mala acción inconscientemente, puede también considerar que el acto que ha realizado es bueno porque se adapta a las costumbres del resto de la sociedad donde se desenvuelve.

Así cuando en tiempos remotos se ofrecían sacrificios, asesinando a personas inocentes para alabanzas divinas, los crímenes eran aplaudidos y considerados, por la mayoría de los individuos, como algo normal dentro de las reglas de la tradición y las costumbres del pueblo. Otra cosa era la necesidad de matar para defenderse de las invasiones de ejércitos, que asesinaban o quemaban poblados enteros con el propósito de obtener beneficios a expensas de los demás.

Estudios realizados sobre el tema, concluyen en que, desde la prehistoria, los humanos se unieron como especie con el fin de sobrevivir y protegerse de las amenazas de la naturaleza. Los primeros hombres y mujeres cazaban o recolectaban, unidos en grupos, pero el hecho de compartir estrechaba aún más los lazos de hermandad y compañerismo que los unía como familia humana. Todo acto que hicieron, en favor de ellos mismos, era bueno aunque mataran para sobrevivir. Pero la historia de la vida en el planeta ha sido la historia de una lucha a muerte entre las diferentes especies por la supervivencia, donde cada individuo, o ser vivo, actúa según sus reglas o leyes biológicas, establecidas internamente en su código genético según sea su especie.

La conducta moral del hombre prehistórico era la de asociarse en estrecha ayuda mutua, cooperación, compañerismo y hermandad. Sus enemigos no eran los de su misma especie. Los bienes eran sociales, es decir pertenecían a todos. Los humanos eran libres y no conocían fronteras. Desconocían la propiedad privada como tal, aunque no la propiedad individual, pues cada uno de ellos pudo haber sido dueño de su herramienta favorita para cazar, o del lugar donde dormía, pero con seguridad se afirma que compartían, con sus semejantes, los bienes comunes producto del trabajo colectivo. En este tiempo predominaba una sola moral, regla o costumbre dictada por su código biológico, que los humanos consideraron eran las acciones correctas.

El odio que los humanos sintieron, por sus opresores, se reflejó en el resto de la sociedad originando la lucha de clases y la confusión, de cada individuo dentro de ella, convirtió al humano en un ser individualista y en enemigo de sus semejantes. Así que la Moral de asesinar, robar, violar, maltratar o castigar al hombre, impuesta por los esclavistas, se convirtió en moral dominante a seguir y se hizo costumbre, en las generaciones posteriores, desconociendo éstas su origen.

Diferentes pueblos, que tuvieron distintas maneras de interpretar la concepción del mundo, o que tuvieron diferentes formas de producir lo que la sociedad necesitaba para su sustento, aunado además a determinadas condiciones donde los poblados se desarrollaban, hombres y mujeres, por la fuerza, se amoldaron a la moral de la clase dominante y perdieron la calidad de humano.

Así que lo que un pueblo creía que eran buenos actos, para otros con cultura diferente, eran actos horrorosos.

La Moral se convirtió así en un conjunto de normas, o reglas impuestas por la clase social dominante, transmitidas como costumbre, de generación en generación, entre la misma clase social dominada. Pero la Moral ha cambiado según los modos de producción de la sociedad. La clase social que ha dominado sobre los medios de producción, como fuente de vida para el sustento social, ha impuesto su moral y ha logrado que la clase dominada, con su carga de necesidades, piense y actúe según los deseos de la clase social que los domina.

Es por eso que la moral es clasista, tal como la definieron los creadores del Socialismo Científico, porque se relaciona con la forma de producción de la sociedad. La moral propagada, en estas condiciones, no es la mas justa, ni es la mas correcta, sino que sirve para resguardar, proteger y garantizar, en el poder, a la clase social dominante. De allí que los sistemas de explotación, al apropiarse de la fuerza del trabajo social, establecen las normas de los actos humanos, que aunque sean realizados por los mismos individuos, no son propios del individuo mismo sino que le son impuestos, desde afuera, por la clase que los domina y explota.

Un ejemplo de ello es que, desde tiempos remotos hasta hoy, la misma mujer se ha creído que su papel fundamental, dentro de la sociedad, es netamente reproductora de la especie humana, o que es simplemente un objeto de placer propiedad de los hombres.

 

Contraria a la moral, como conducta impuesta desde afuera que hace que el individuo actúe de manera inconsciente, la Ética se considera como el conjunto de valores internos que adquiere el ser humano cuando se eleva estudiando y analizando, los diferentes tipos de moral y reflexionando sobre ellas, tomando para sí, de manera consciente, las normas a seguir, ya esclarecidas por la ciencia, bajo la óptica de la lógica y la razón. Las sociedades han colapsado porque no son los valores éticos los que prevalecen. Desde este punto de vista, la Ética es un conocimiento que se preocupa por construir ciudadanos de ambos géneros. Su objetivo final, es lograr la mayor suma de felicidad para la especie humana.