Respuestas

2013-04-14T21:42:42+02:00

Te haré un resumen no demasiado extenso, pero espero te sirva.

EL PRINCIPE, de Maquiavelo, es una obra fundamental dentro de la historia, filosofía y lo político, que para analizarla debemos remontarnos a su época histórica filosófica y política, ya que de eso trata la obra.
Después de la Edad Media, en las primeras décadas del siglo XVI se vivió una catarsis colectiva. Se tomaba conciencia de los problemas sociales, aunque su estudio y la búsqueda de soluciones no se consolidaron hasta siglos después. 
Los intelectuales empezaban a entender que el pueblo era "algo más" que una masa anónima sólo para trabajar y que la ociosidad de los nobles y clérigos era tan perniciosa como la de mendigos y vagabundos..
El Renacimiento, por otra parte, no fué solo una época de grandes pintores y escultores; de grandilocuentes arquitectos y de nuevas teorías científicas que cambiaron el concepto del mundo y la mentalidad de las personas. También fué una época de una nueva visión política que volvía los ojos al pasado para aprender. Muchos trabajadores vivieron en aquéllos años convulsos y cambiantes, pero sólo los nombres de unos pocos han llegado hasta nosotros.
Uno de ellos, fué Nicolás Maquiavelo, nacido en Florencia en el año 1469, el mismo año que ascendía al poder Lorenzo de Médicis, con quien renació el platonismo ficiano, rama hermetizante, mágica y astrológica con una orientación hacia el cosmos.
Las clases acomodadas eran optimistas y convencidas de que Dios es el orígen de la revolución.
Por ende, se comenzaron a utilizar las teorías de Aristóteles para explicar sus ideas.
Maquiavelo crece en medio de una época tumultuosa en la que conviven el profetismo, las expectativas renovadoras y la individualización del Anticristo, lo cual va adquiriendo distintos rostros: el papa Alejandro VI cede el puesto al Turco, quien es sustituido por un príncipe cristiano...Lógicamente, el pueblo comienza a reclamar una reforma.
La pasión por escribir de Nicolás Maquiavelo, era muy grande; así expone ésto y mucho más de su época en "El Príncipe".
Una idea análoga se encuentra en "El Príncipe III", cuando aconseja que se deben respetar las normas y las costumbres del territorio conquistado para ganarse la voluntad del pueblo..
En ése momento, ya como político, se le encomiendan muchas tareas, pero se desilusiona cada vez más con el sistema político.
Luego, durante la dinastía Borgia, Maquiavelo terminó de perfilar su teoría de que el dirigente debe:
"...saber comportarse a veces como una bestia; de entre ellas ha de elegir a la zorra y al león, porque el león no sabe defenderse de las trampas ni la zorra de los lobos. Es pues, necesario, ser zorra para conocer las trampas y león ára atemorizar a los lobos".
A diferencia de otros humanistas, Maquiavelo observa una escisión entre "ser" (las cosas como son) y "debe ser" (las cosas como deben ser). Y es desde ésta escisión desde donde se mira los hechos políticos de su época.
Todo ello queda expuesto en "El Príncipe XV", libro fundamental para comprender el sistema que el autor propone. Como el título lo indica: "DE LAS COSAS POR LA QUE LOS HOMBRES Y PRINCIPES SON ALABADOS O VITUPERADOS", analiza como todos los hombres y especialmente los príncipes son alabados o denostados y clasificados por una característica concreta sin tener en cuenta sus otras virtudes y defectos. Pero, y ahí está la clave maquiaveliana:
"...quien deja lo que se hace por lo que se debe hacer, aprende mas bién su ruina que su salvación: porque un hombre que quiera en todo hacer profesión de bueno fracasará necesariamente entre tantos que no lo son"

Espero te sirva algo,

 

11 3 11
2013-04-14T21:58:41+02:00

En El Príncipe, Maquiavelo propuso las condiciones que habían de caracterizar a un príncipe, entendida esta figura como la cabeza o jefe del Estado. Podemos decir que es un libro práctico, pues pretende dar normas de acción. Intentó teorizar sobre la naturaleza del Estado, sobre la sociedad en que se sustenta y sobre todo en las formas de adquirir y perder el poder y las formas de mantenerse en él.

La obra está profundamente determinada por el contexto histórico en que fue concebida. La atomización política que caracterizaba a la Italia del siglo XVI devino en la necesidad de requerir la actuación de estadistas poderosos, que consolidaran un Estado fuerte y unificado, un orden nuevo personalizado en un príncipe nuevo al que Maquiavelo convoca con urgencia a la tarea de redimir el país. De ahí también que reivindique al gobernante una política exterior agresiva y que la guerra se constituya como un instrumento básico para la constitución de su principado. En este último sentido, también reseñaba la importancia que, en la organización de un Estado, debía tener su ejército.

Podemos dividir el texto en diversos bloques atendiendo al contenido de cada uno de ellos. Así tendríamos un primer bloque que iría desde el capítulo I hasta el IX, donde se analizan la naturaleza y clases de principados como las condiciones para crearlos, consolidarlos y mantenerlos. Contiene definiciones de términos políticos.

Maquiavelo distingue entre dos tipos de Estados: las repúblicas o los principados, dentro de éstos últimos distingue a su vez en los que son hereditarios y los que son nuevos. Estos tipos de Estados, que son fiel reflejo de lo existente en su época, tienen características diferentes tanto como por la forma de gobernarse como por la forma de conservarlos: “...los Estados hereditarios y acostumbrados al linaje de su príncipe la dificultad de conservarlos es bastante menor que en el caso de los nuevos, puesto que es suficiente con respetar el orden de sus antepasados” (Cáp. II).

También diferencia entre dos formas de gobierno, aquellos principados gobernados por un príncipe y sus siervos (convertidos éstos en ministros por gracia y concesión suya) y los gobernados por un príncipe y por nobles (los cuales poseen dicho grado no por la gracia sino por herencia familiar). Claro está, según Maquiavelo que sería más difícil conquistar el primer tipo de gobierno pero al contrario sería más fácil conservarlo.

Por último, distingue entre cuatro formas de la jefatura del cuerpo político, por la virtud, Maquiavelo entiende por virtud, la energía, la capacidad, el valor y el saber técnico mediante los cuales el príncipe organiza y orienta su acción hacia sus fines, es definitiva es decisión y prudencia, la virtud dirá Maquiavelo aspira a la gloria; la fortuna, factor externo básico de la acción humana que como elemento imprevisible dirige a los hombres y a los pueblos, pero a pesar de ello, amén de mudable, escoge a los impetuosos para realizar sus designios; por medio de “acciones criminales y contrarias a la ley humana y divina” o por favor de sus ciudadanos.

Un segundo bloque serían los capítulos XII y XIV que tratan sobre el aparato militar, en ellos se aborda los riesgos inherentes a las tropas mercenarias tan habituales en su época y sobre las obligaciones del príncipe.

Maquiavelo defiende la idea de formar un ejército propio y cree que una de las causa de la fragmentación de Italia son las tropas mercenarias.

El objeto de un príncipe, afirma el autor, no es otro que la guerra y su organización, que debe plantearse de dos formas: por un lado de obra y por otro mentalmente.

El tercer bloque que engloba desde los capítulos XV hasta XXI, reflexiona en torno a las cualidades que deben guiar las acciones de los príncipes, los recursos psicológicos que debe atesorar el príncipe moderno para conservar el poder y sentar las bases de la dominación social sobre sus súbditos. Constituye este bloque la parte más universal y atemporal del discurso y sobre la que se han intentado fundamentar más las críticas morales a la obra a partir de la concepción maquiaveliana de la dialéctica entre medios y fines.

El cuarto bloque serían los capítulos dos últimos capítulos (XXIV y XXV), que vendrían a ser la traducción de la crisis italiana de los aspectos anteriormente descritos. Es aquí donde toda la articulación teórica del texto alcanza su plenitud y se invoca al príncipe nuevo que levante desde su “virtud” el orden también nuevo que la necesidad histórica reclama.


11 4 11