trabajar un ensayo filosófico sobre la siguiente pregunta La libertad es una condena o un regalo para la existencia humana?

debe de argumentar trabajando 3 párrafos de 10 renglones cada párrafo - debe tener una conclusión de 10 renglones . puede tomar como referencia a San Agustin.

1

Respuestas

¡La mejor respuesta!
2013-04-10T03:10:18+02:00
Pregunta problemática: ¿La libertad, es una condena o un regalo para la existencia humana? Tesis: La libertad es una condición angustiosa a la que se está condenado y a la que no se puede renunciar. Argumentación: La libertad es constitutiva de la naturaleza humana. Si algo nos hace hombres es esa capacidad con la que nacemos para decidir en todo momento. No obstante, la libertad es una condición paradójica, pues siempre somos libres para decidir qué queremos ser, pero no somos libres para elegir no ser libres. Incluso en la abstención, ya hay elección, pues con esta actitud optamos por un estilo de vida. Esta condición ambigua de la libertad es la que nos lleva a pensar en su dimensión de “condena”: no tenemos otra alternativa, existir es decidir en libertad. Incluso en los momentos más difíciles de nuestra vida seguimos siendo libres. El filósofo francés Jean Paul Sartre nos describe muy bien esta situación: “nunca fuimos tan libres como en la ocupación alemana. En medio del veneno opresor, cada acto de justicia con nuestros compañeros era un conquista de libertad, cada palabra de ánimo en medio del silencio era un acto de libertad, incluso el hecho de limpiar cada mañana nuestros sucios zapatos y prepararnos para el trabajo era un pequeña conquista de libertad”2. San Agustín, en el siglo V d.C. también trabajó el problema de la libertad humana. Pero este filósofo cristiano realiza una distinción entre libertad y libre albedrío. Libre albedrío es la capacidad que tiene todo ser humano para decidir, pero la verdadera libertad consiste únicamente en elegir la voluntad de Dios, es decir, el bien. El problema radica en que el hombre, por tener una naturaleza pecadora, siempre va a tender a elegir el mal, entonces en el libre albedrío radica su perdición. En cambio el hombre que elige el bien se hace realmente libre y camina hacia la verdadera felicidad humana: Dios su Señor y creador. Evidentemente aquí surge nuevamente el problema de la libertad como condena, pues queda la pregunta: ¿porqué Dios no hizo al ser humano sin la capacidad de elegir el mal? Es decir, hubiera podido crear un ser que no eligiera nunca lo malo, sino lo bueno. Entonces podemos argumentar que la libertad se convirtió en el gran problema humano, pues siendo libres, tenemos la posibilidad de equivocarnos y perdernos existencialmente. Así las cosas, ser libre es lo más contradictorio que nos ha podido pasar, porque en esa naturaleza oscura habita la posibilidad del sufrimiento. Conclusión.   2SARTRE, Jean Paul, Mis pequeñas conquistas de libertad, Madrid, Taurus, 1959, p. 34. Teniendo en cuenta lo anterior, podemos decir que la gran “sin salida” humana es la libertad, pues siendo algo natural en el hombre, esta condición conlleva en sí misma la posibilidad del error y la perdición. Es una condena porque el hombre no puede elegir no ser libre, no puede renunciar a elegir en todo momento, y cada elección que hacemos es a veces incierta, no sabemos que puede pasar en el futuro de nuestras decisiones. Existe la posibilidad de acertar o de equivocarnos y no hay manera de retroceder una vez elegimos. Al contrario, nos espera una segunda y una tercera y así infinitas decisiones hasta que morimos. Si esto es así, más que un regalo, la libertad es la angustia de la vida. Es la condición que no tiene fin, que nunca descansa y nunca encuentra consuelo. Vivir es estar sometidos a la inquietante condena de la libertad, una naturaleza que aparentemente controlamos, pero en el fondo es ella quien oscuramente nos controla y nos somete.