Respuestas

2013-03-24T02:07:41+01:00

 

Dictadura Militar Argentina

Proceso de Reorganización Nacional

1976-1983

Situación Nacional (1973/1976)

Producida la democratización del país, luego de la culminación de la Revolución Argentina (1965/1973), sin proscripciones ideológicas para llegar a las urnas, el peronismo luego de 18 años, retoma los destinos de la Nación en compañía de varios partidos, unidos en el Frente Justicialista de Liberación (FREJULI). La fórmula Cámpora-Solano Lima recibe la banda y el bastón presidencial de manos del General Lanusse.

El eslogan "Cámpora al gobierno, Perón al poder", pre-anuncian la renuncia del binomio. La asunción del Presidente de la Cámara de Senadores, Raúl Lastiri, como Presidente Provisional, provoca el llamado a nuevas elecciones para Presidente y Vice.

Juan Domingo Perón regresa al país el 20 de junio de ese año, en compañía de su esposa. Ante el anuncio de su retorno, el peronismo organiza la bienvenida a su llegada en el camino que une el Aeropuerto Internacional de Ezeiza con la Capital Federal (Autopista Ezeiza).

Durante la espera del arribo del líder, se produjeron enfrentamientos entre los sectores de izquierda y de derecha, dejando como saldo decenas de muertos y centenares de heridos.

En septiembre de 1973, asume la presidencia Juan Domingo Perón, acompañado en la vicepresidencia por su esposa, María Estela Martínez de Perón. En esos momentos el general Perón contaba con 78 años y una salud endeble.

Las presiones que recibe Perón desde dentro y fuera del partido minan aún más su delicada salud y muere el 1 de junio de 1974, siendo reemplazado por el vicepresidente, su esposa.

María Estela Martínez de Perón embuida de los principios del líder Justicialista, intenta manejar el poder desde estos principios, pero paulatinamente es llevada a tomar decisiones que le aconsejan sus círculos más íntimos (José López Rega, Raúl Lastiri, etc.)

Estos acontecimientos y la permanencia y aumento de la actividad de grupos terroristas y paramilitares, provocaron un permanente deterioro de la situación socioeconómica del país.

Desde el final de la primavera y el verano del año 1975 se temía el derrumbe del gobierno constitucional.

Esta situación socioeconómica de Argentina, con los conflictos Gremiales, la lucha interna del oficialismo, la impotencia de la clase política para resolver la situación, la corrupción, la escalada de violencia, y el creciente papel de las fuerzas armadas (que desde noviembre de 1975, por disposición del Poder Ejecutivo, podían luchar contra la guerrilla en todo el territorio nacional), eran causa de alarma, descontento y preocupación. Muchos comentaristas políticos y económicos se referían a la terrible situación del país usando palabras como "caos" y "fracaso". Entre ellos Rodolfo Terragno reprochaba a políticos y partidos.

La violencia aumentaba, llegando a casi mil los asesinatos durante la primera mitad de la década del setenta. La extrema derecha, vinculada al entonces Ministro de Acción Social y allegado al Presidente Juan D. Perón primero y luego mano derecha y asesor principal de la presidente Martínez de Perón, conjuntamente con otros funcionarios gubernamentales, era culpada desde las organizaciones de izquierda de las muertes que se producían.

Desde este sector se señalaba que los asesinatos eran producto de las acciones desarrolladas por organizaciones terroristas de izquierda. Estos grupos eran escisiones reales o ficticias de los partidos de esa tendencia.

Con relación a las organizaciones terroristas, existían en ese momento, un gran número de grupos, entre ellos se destacaban los siguientes, por la virulencia en su accionar y/o las estructuras que poseían:

Movimiento Montonero: Este grupo guerrillero, tiene su origen en el partido Peronista, más específicamente

en la JP (Juventud Peronista), que, durante el período de exilio de Juan

D. Perón y el corto plazo de su tercera presidencia, se mantuvieron dentro del Movimiento Justicialista, pasando a la clandestinidad luego de que el 1 de mayo de 1974, en un discurso pronunciado por el caudillo, fueran echados de la Plaza de Mayo.

Es necesario aclarar que durante el Gobierno Militar que dirigía el país entre los años 1965/1973, este grupo colaboraba activamente en las estrategias políticas de Juan D. Perón, cometiendo actos tales como el asalto al Hospital Argerich y el secuestro del militar y expresidente de facto Pedro Aramburu, entre otros.

Ya en la clandestinidad, sus acciones tuvieron como objetivo tanto la necesaria acumulación de poder organizacional y económico, como la acometida directa contra las fuerzas armadas (intento de copamiento del Regimiento 29 de Infantería de Monte en Formosa). Cuando el ejército respondió a estos ataques Los Montoneros sufrieron peores bajas, estaba claro que estos querían que los militares tomaran el gobierno ya que con su estructura armada no podían luchar en contra de su propio líder.

Montoneros cobijo en su seno distintas agrupaciones armadas tales como: las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), las Fuerzas Armadas de Liberación (FAL). Estas últimas provenían de fracturas producidas en los partidos de izquierda, especialmente el Partido Comunista y del Partido Socialista de Vanguardia, que se unieron con grupos militantes provenientes de la Juventud Peronista